Peña Nieto compró una casa a un contratista de obra pública

La credibilidad del presidente Enrique Peña Nieto sufrió un nuevo revés tras hacerse público que compró una casa a un empresario que ha ganado importantes contratos desde que el actual presidente fue gobernador del estado de México, hace casi una década.

De acuerdo con una investigación publicada el miércoles por el diario financiero estadounidense Wall Street Journal, Peña Nieto adquirió una vivienda en el club de golf de Ixtapán de la Sal, 120 kilómetros al sur de la capital, a una empresa constructora que ganó más de 100 millones de dólares entre 2005 y 2011, período en el que Peña Nieto ejerció la gobernación estatal y a la que se han adjudicado 11 contratos de obra de pública desde que en 2012 fue elegido presidente.

Antes de que Peña Nieto se convirtiera en presidente, la empresa, propiedad de la familia San Román, no había realizado ninguna obra para el gobierno federal.

La presidencia emitió un comunicado en el que afirmó que la compra de la casa, valuada en 372.000 dólares, fue legal y aparece en las declaraciones patrimoniales del mandatario, que no participa en los procesos de asignación de contratos y licitaciones.

Explicó, además, que todas las empresas que cumplan los requisitos exigidos por la ley pueden presentarse a concursos públicos y que desde 2012 se han adjudicado en el país 6.534 contratos a más de 4.000 empresas.

Esta es la tercera ocasión en tres meses en que se involucra a Peña Nieto, familiares o colaboradores en posibles conflictos de intereses por la compra de viviendas a empresas contratistas del Estado.

En noviembre, un grupo de periodistas mexicanos hizo público que Angélica Rivera, esposa de Peña Nieto, había adquirido una imponente mansión al empresario Juan Armando Hinojosa, en el exclusivo barrio Lomas de Chapultepec, al norte de la capital.

Según las explicaciones ofrecidas por Rivera, la casa valuada en 7 millones de dólares, se paga con los ingresos generados durante su carrera de 25 años como actriz de telenovelas.

Hinojosa es propietario de Grupo HIGA, que recibió contratos de infraestructura por 600 millones de dólares cuando Peña Nieto era gobernador del estado de México. El grupo también participó en un consorcio encabezado por una compañía china que ganó la licitación para construir el primer tren de alta velocidad del país. El concurso fue cancelado en noviembre, un par de días antes de que se conociera que el empresario le había vendido la mansión a la primera dama.

En diciembre se supo que el secretario de Hacienda Luis Videgaray, uno de los miembros del gobierno más cercanos al presidente, también había adquirido una casa al mismo empresario por medio millón de dólares. Videgaray hizo la compra en octubre de 2012, semanas antes de asumir el cargo, por lo que no hay conflicto de intereses desde el punto de vista legal; pero era coordinador del equipo de transición de Peña Nieto, que asumió el cargo el 1 de diciembre de 2012.

Tras las sospechas por la compra de la casa de su esposa, Peña Nieto hizo públicos sus ingresos y posesiones. En 2013 ingresó unos 248.000 dólares, la mayoría como salario y el resto por actividades financieras no precisadas. También declaró que tenía cuatro casas, cuatro terrenos y un departamento. Excepto dos casas que dice que él compró, señaló que un departamento lo heredó y todo lo demás lo recibió como donación, sin especificar hasta ahora bajo qué circunstancias o de quién lo obtuvo.