ExclusivoAP: Familia de comediante muerto llega a acuerdo

La familia de un comediante muerto en el accidente que ocasionó lesiones graves al actor Tracy Morgan llegó a un acuerdo con Wal-Mart en su demanda de homicidio por negligencia.

Un abogado que representa a los herederos de James McNair dijo a The Associated Press que los dos hijos del difunto comediante de 62 años están satisfechos con el acuerdo alcanzado fuera de la corte.

El abogado, Daryl Zaslow, indicó que los términos son confidenciales.

McNair volvía con Morgan y otros de una actuación de Morgan en Delaware la madrugada del 7 de junio cuando un camión de Wal-Mart chocó su limusina por detrás en una autopista de Nueva Jersey.

Morgan, ex astro de "Saturday Night Live" y "30 Rock", sufrió una lesión cerebral traumática. Pasó varias semanas en rehabilitación antes de ser dado de alta.

McNair, un amigo y mentor de Morgan, murió en la escena.

Wal-Mart "asumió su responsabilidad", dijo Zaslow. "Le ocasionaron daños extensos a esta familia ... pero al final hicieron lo correcto con los McNair".

La vocera de Wal-Mart Brooke Buchanan dijo que la compañía y la familia trabajaron de cerca para llegar a un acuerdo y que la empresa estaba negociando con otros heridos en el accidente.

"Sabemos que no hay nada que podamos hacer para cambiar lo que le ocurrió al señor McNair", dijo Buchanan. "Seguiremos trabajando para resolver todos los asuntos pendientes como resultado del accidente y estamos comprometidos a hacer lo correcto".

Zaslow dijo que los hijos de McNair, Denita, de 19 años, y Jamel, de 26, se mantuvieron lejos de la luz pública en los meses que siguieron al accidente para evitar el furor en la prensa en torno al caso.

"Ninguna suma de dinero puede reemplazar lo que han perdido, pero lo que tienen les permitirá salir adelante, y su padre estaría feliz por eso", dijo Zaslow.

Roper, el conductor del camión de Wal-Mart, enfrenta cargos de homicidio con un auto y ataque con un auto. Según la queja penal, operaba el camión sin haber dormido en más de 24 horas.

Una investigación preliminar de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte calculó que Roper iba a 65 mph (casi 105 kph) en los 60 segundos previos al choque. El límite de velocidad en el tramo de la autopista es de 55 mph (88 kph) y esa noche se había reducido a 45 mph (72 kph) debido a una construcción.

___

El corresponsal de AP Anthony McCartney contribuyó a este reporte desde Los Angeles.