Boko Haram libera a alemán secuestrado desde julio

Un alemán que fue secuestrado por el grupo extremista islámico Boko Haram en julio y cuya liberación se conoció el miércoles, dijo que nunca pensó sobrevivir.

Luciendo demacrado, con una larga barba canosa y vestido con una sudadera Adidas azul con blanco, Robert Nitsch Eberhard, fue llevado en un vuelo militar desde Maroua, en el norte de Camerún, a la capital Yaundé.

El alemán estuvo secuestrado en la vecina Nigeria, donde Boko Haram libra una implacable insurgencia.

"Hasta el último minuto no supe si iba o no a sobrevivir", dijo a los reporteros en el aeropuerto internacional de Yaundé. "Para mí era un enorme problema porque había oscuridad, oscuridad total, y no podía ver nada alrededor y era muy difícil decir si iba o no a sobrevivir".

Las circunstancias de su liberación no se han dado a conocer. Él era maestro en el norte de Nigeria cuando fue secuestrado por combatientes de Boko Haram.

El alemán describió que lo mantuvieron en una habitación sucia durante todo su cautiverio y señaló que fue salvado de las fauces de un león. Agregó que perdió 50 kilos (110 libras) estando secuestrado.

"Hubo largos momentos donde nadie me hablaba. Nadie", agregó, vestido con una camisa amarilla con el cuello desabotonado bajo la sudadera.

El embajador alemán en Camerún Klaus-Ludwig Keferstein agradeció al gobierno por asegurar su liberación.

"Estamos muy agradecidos con el gobierno camerunés porque pudimos encontrar una solución al problema de esta toma de rehén", indicó el diplomático, quien no dio más detalles sobre el caso.

El portavoz del ministerio Martin Schaefer dijo que el hombre estaba lo suficientemente sano como para ser transportado y que un equipo de crisis trabajó meses en el caso. También agradeció al gobierno de Camerún por su ayuda.