Kubiak vuelve con Elway y los Broncos

Gary Kubiak tenía la intención de quedarse en Baltimore, donde había logrado un regreso exitoso como coordinador ofensivo de los Ravens, un año después de su destitución como entrenador de Houston.

De modo que rechazó entrevistas para ocupar las vacantes de entrenador en los Bears y los Jets. Estaba planificando sus vacaciones con su esposa Rhonda.

Pero su teléfono sonó. Era John Elway.

Hubo que olvidarse de la playa y el surf, para empacar en cambio los esquíes y dirigirse a Denver.

"Esto cambió la situación", refirió Kubiak el martes, cuando se le presentó oficialmente como el 15to entrenador de los Broncos, donde pasó 13 campañas, ya sea como reemplazo del entonces quarterback Elway o como coordinador defensivo.

"Este lugar es especial para mí", expresó Kubiak, quien figuró en los planes de Elway, actual gerente general, en cuanto decidió destituir a John Fox, un día después de la derrota de Denver por 24-13 ante Indianápolis en los playoffs.

"Sin duda él estaba en la parte más alta de la lista", dijo Elway, quien enfatizó, "En mi mente no había un mejor candidato para ser entrenador de los Broncos de Denver".

Kubiak no tendrá que reconstruir un equipo maltrecho con primeras selecciones del "draft" y con pocas expectativas. Llega a un conjunto que tuvo una foja de 12-4 y que contó con 11 jugadores elegidos para el Pro Bowl.

Sin embargo, los Broncos se mostraron inofensivos hace dos semanas, cuando cayeron ante los Colts. Y eso que la misión durante todo el año había sido reivindicarse tras la paliza que les propinó Seattle en el Super Bowl anterior.

Con todo, Kubiak se meterá en una suerte de olla de presión. Elway reiteró que este equipo fracasa cuando no llega al Super Bowl.

Para muestra está el despido de Fox, a quien no salvó su buena foja de 49-22.