Obama defiende medidas migratorias en discurso anual

El presidente Barack Obama ratificó el martes su disposición de vetar proyectos de ley que traten busquen echar atrás sus decisiones ejecutivas en noviembre para proteger de la deportación a casi cinco millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos sin autorización.

"No podemos poner en riesgo la seguridad de las familias quitándoles su seguro médico, anulando las nuevas reglas en Wall Street, o librando nuevamente batallas antiguas sobre inmigración cuando tenemos un sistema por arreglar", dijo el mandatario al pronunciar su discurso anual sobre el Estado de la Unión. "Si un proyecto de ley que busque hacer alguna de esas cosas llega a mi escritorio, lo vetaré".

Obama abogó por una "mejor política" en Washington y dijo que buscará trabajar con la mayoría republicana en ambas cámaras, pero mostró escasos indicios de que modificará sus planes.

Obama invitó a presenciar su discurso a Ana Zamora, una estudiante de la Universidad de Northwood, que fue traída a Estados Unidos sin autorización cuando era niña y cuya deportación fue suspendida gracias al programa lanzado por la Casa Blanca en 2012 en beneficio de cerca de 600.000 inmigrantes menores de 30 años.

Zamora le escribió a Obama una carta sobre su experiencia y dice que sus padres también tendrán derecho a recibir protección contra la deportación en virtud de las recientes decisiones de Obama sobre inmigración.

Los legisladores republicanos reaccionaron al discurso ratificando sus críticas a la política migratoria de Obama.

El representante Bob Goodlatte, republicano por Virginia y presidente de la Comisión Judicial de la Cámara, dijo que "si el presidente es serio sobre reforma migratoria, entonces necesita comenzar a aplicar las leyes vigentes para ganarse la confianza del pueblo estadounidense y del Congreso".

La mayoría republicana en la Cámara se negó a votar sobre un proyecto de ley aprobado por la mayoría demócrata en el Senado durante el periodo legislativo de dos años que culminó en diciembre.

Esa iniciativa incluía la opción de naturalizar a inmigrantes no autorizados que cumplieran algunos requisitos.

La Dream Action Coalition, una agrupación de jóvenes cuyas deportación fue suspendida en 2012, expresó su beneplácito por la presencia de Zamora en el discurso y su inconformidad de que Obama no se refirió a los siete millones de inmigrantes no autorizados que quedaron excluidos de las medidas migratorias anunciadas en noviembre pasado.

"Nuestros padres también merecen estar con sus familias", dijo el organismo en un comunicado. "Tienes un dilema sin resolver de separación de familias y recordamos al presidente, y a los aspirantes a presidente en 2016, que el trabajo no ha concluido".

____

Luis Alonso Lugo está en Twitter en www.twitter.com/luisalonsolugo