EEUU: Departamento de Justicia llega a arreglo con mujer

El Departamento de Justicia alcanzó un acuerdo extrajudicial por 134.000 dólares con una mujer a la que agentes antinarcóticos sustrajeron información de un teléfono celular para abrir a su nombre una página falsa en Facebook, lo que suscitó preocupaciones sobre privacidad y una revisión del gobierno federal de esa táctica, según documentos presentados el martes en un tribunal.

El gobierno no reconoció ningún proceder indebido en su acuerdo concertado con Sondra Arquiett, de Nueva York, meses después que un juez recomendó una mediación.

Sin embargo, después de defender inicialmente la táctica, el Departamento de Justicia anunció en octubre que revisaría si había una extralimitación, en tanto que el martes describió el arreglo judicial como "una solución justa" en el caso.

"Este acuerdo extrajudicial muestra que el gobierno es consciente de su obligación de garantizar que no se infrinjan los derechos de terceras partes en el curso de las acciones para someter a la justicia a quienes cometen delitos federales", dijo en un comunicado Richard Hartunian, fiscal federal del Distrito Norte de Nueva York.

"(El arreglo) también considera las preocupaciones posteriores sobre la privacidad personal en la era de las redes sociales y representa una solución justa a los reclamos de la demandante", agregó.

El acuerdo pone fin a la denuncia de que la DEA sustrajo fotografías y otra información del teléfono celular de Arquiett para crear una página falsa en Facebook.

La idea era engañar a los amigos y conocidos de la mujer para que revelaran secretos incriminatorios relacionados con drogas.

La página de Facebook incluía fotos de ella sobre el capó de un lujoso BMW y un acercamiento con su hijo y sobrina, ambos pequeños. Un agente de la DEA creó la página después del arresto de Arquiett durante una investigación relacionada con cocaína.

Según documentos judiciales, en 2011 ella se declaró culpable de un cargo de confabulación, fue sentenciada en 2012 al tiempo que había pasado en prisión y la dejaron en detención domiciliaria.

Arquiett demandó en 2013 al gobierno federal con el argumento de que sufrió "temor y gran aflicción emocional" y quedó en peligro porque la página falsa daba la impresión de que cooperaba en una investigación federal.

La mujer dijo que el agente de la DEA que creó la página la utilizó para "comenzar relaciones con individuos peligrosos a los que él investigaba", mientras se hacía pasar por ella.

Según documentos presentados en el tribunal, el Departamento de Justicia defendió inicialmente la creación de la página con el argumento de que Arquiett "implícitamente consintió permitir el acceso a la información almacenada en su teléfono celular y consintió en que se usara para asistir en... investigaciones penales en marcha".

Sin embargo, lo ocurrido suscitó preocupaciones entre funcionarios del Departamento de Justicia, quienes anunciaron una revisión de esa práctica.