Cadenas de TV progresan disparmente respecto a diversidad

Kenya Barris, creador de la serie "black-ish" de ABC, se animó a escribir la comedia sobre los esfuerzos de una familia afroestadounidense por honrar su tradición en parte por la fantasía que él vio en televisión mientras crecía.

"Veía 'Friends' y 'Seinfeld' y pensaba, '¿en qué parte de Nueva York es esto?''', recordó Barris, quien es negro. "No se trata de ser diverso. Se trata de mostrar fielmente la realidad".

Su programa llega 15 años después de que grupos defensores de los derechos civiles, provocados por nuevas series prácticamente carentes de personajes minoritarios, buscaron y lograron acuerdos con las principales cadenas para que reflejaran mejor las estadísticas demográficas de la nación.

Un análisis de The Associated Press a los miembros regulares de elencos en series de drama y comedia transmitidas en horario estelar por ABC, CBS, NBC y Fox halló mejoras en la contratación de actores negros desde entonces, pero no tanto de otras minorías. Los repartos en tres de las cuatro cadenas principales siguen mostrando un mundo más blanco del real.

Esto contrasta con una temporada de otoño de 2014 que pareció dar señales de un cambio más amplio. Además de "black-ish" y un trío de programas de la exitosa productora de raza negra Shonda Rhimes, se estrenaron series sobre justicieros de origen asiático y sobre familias latinas.

Entre otros hallazgos importantes:

-- ABC, NBC y Fox ahora tienen un mayor porcentaje de negros en el horario estelar del que hay en la población general, un cambio significativo en relación con 1999. La diferencia es más dramática en Fox: 6,5% de los personajes principales o de reparto eran negros en 1999 mientras que en el otoño pasado fueron 21%, un número que se incrementó de nuevo con el estreno en enero del drama "Empire", sobre la dinastía musical de una familia de raza negra.

-- Otros grupos étnicos están lejos de ser tan bien representados. Mientras los latinos son el mayor grupo minoritario de la nación, con más del 17% de la población, sólo Fox y ABC tienen una representación latina de tanto como un 10%.

-- CBS, la cadena más popular de Estados Unidos, tenía la mayor diversidad hace 15 años y ahora tiene la menor. Los programas de CBS son más blancos ahora que entonces.

La televisión abierta no ha perdido relevancia con el tiempo; sigue dominando pese al éxito de los canales de cable y servicios de streaming que parecen servirle a cualquier grupo demográfico posible. Lo que ven -- o no ven -- los estadounidenses en la televisión abierta tiene un impacto poderoso sobre cómo los individuos se perciben a sí mismos como parte del mosaico de la nación.

La ganadora del Globo de Oro Gina Rodríguez, estrella de la nueva comedia de CW "Jane the Virgin", inspirada en la telenovela venezolana "Juana la virgen", sabe lo que es sentirse excluida de la TV.

"Hace 10 años, cuando veía esa pantalla y no me veía a mí ahí para nada, supe que no había lugar (para mí). O que era demasiado original, un riesgo demasiado grande", dijo. "La gente dice que esto (la serie) es un riesgo demasiado grande..., lo que es muy triste, porque es la misma historia, narrada por una nueva cara".

CAMBIO DE ACTITUD

En 1965 después de que NBC eligió a Bill Cosby para "I Spy" la madre del joven Kweisi Mfume envió a su hijo a avisarle a sus vecinos en Baltimore que "¡Hay un hombre negro en la tele!". Cosby se había convertido en el primer negro en estelarizar un drama en un canal de televisión. En 1999, como director de NAACP, Mfume fue uno de los líderes por los derechos civiles que presionaron a los canales de televisión para tener más diversidad.

"Uno puede argumentar que ha habido progreso en 15 años, pero aun así han sido 15 años y eso es mucho tiempo para ver que esos cambios vayan incrementando", dijo Mfume. "Podemos embelesarnos románticamente al ver todo lo que (Rhimes) está haciendo. ... Pero al a vez ella es sólo una persona en un solo canal".

En semanas recientes el compromiso de Hollywood con la diversidad ha sido un tema criticado por diversos motivos: Ninguno de los nominados en las categorías de actuación en los Oscar es negro y la aclamada "Selma" recibió sólo dos nominaciones como mejor película y mejor canción original. Los correos electrónicos de Sony Pictures filtrados por ciberpiratas evidenciaron chistes racistas sobre el presidente Barack Obama hechos por Amy Pascal, directora de la división de cine de ese estudio. El cómico Chris Rock escribió un ensayo detallado para Hollywood Reporter en el que argumenta que la industria del entretenimiento es una industria blanca "como la NBA es una industria negra".

Ya sea por timidez o por falta de información de parte de los ejecutivos, o por la segregación involuntariamente creada por los canales enfocados a nichos específicos, la diversidad no se ha convertido en una imagen perdurable en la televisión. Para finales de 1999 ABC, NBC y Fox tenían elencos en horario estelar que eran 86% blancos, en una época en la que el censo registró que la población blanca no-latina era de 71,9%.

A finales de 2014, cuando la población blanca no-latina era estimada en 62,6% los elencos y los personajes de CBS era 79,2% blancos, los de ABC 72,7%, ABC 69,7% y Fox 60%.

El Buró de Censo señala que 13,2% de la población estadounidense es negra. Los negros constituían el 15% de los elencos en los programas de otoño en ABC y NBC.

"Tratamos de asegurarnos de que las cifras reflejen nuestra sociedad", dijo Karen Horne, vicepresidenta de desarrollo de talento en programación e inclusión de NBC. "Le prestamos un servicio a la gente a la que le transmitimos".

Dana Walden, presidenta y directora general de Fox Television Group, dijo que la raza no fue un asunto que se mencionara cuando le dijeron que Nicole Beharie, quien es negra, fue elegida como la protagonista de "Sleepy Hollow".

"Para mí eso representa un salto cuántico de cómo veía a la industria cuando yo era una joven ejecutiva", dijo Walden.

Stephanie Beatriz, quien interpreta a una detective en la comedia de Fox "Brooklyn Nine-Nine", trabajó ampliamente en teatro apareciendo en varios papeles "sin color" así como interpretando a latinas.

"Después llegué a Los Angeles y me di cuenta que la mente es mucho más cerrada donde tengo 'permitido' entrar. Pero a la vez sí creo que está cambiando", dijo Beatriz, una de las dos latinas en el elenco de nueve integrantes de su programa. "Ha habido una explosión de tipos diferentes de gente en la televisión".

ASUNTOS EN PANTALLA Y FUERA DE PANTALLA

Barris (quien antes de "black-ish" creó "America's Next Top Model" y escribió la comedia "The Game") dijo que la pregunta importante para los canales de televisión es si están dándole voz a la gente que está viendo sus canales, incluyendo a los negros, que ven más televisión que los blancos de acuerdo con la firma especializada en ratings Nielsen.

"La cultura negra no es monolítica", dijo Barris, "hay millones de voces diferentes. Nuestro programa puede ser una de las voces".

Lo mismo pasa con los Latinos, dijo Eva Longoria, la estrella de "Desperate Housewives" quien también es productora de series como "Devious Maids" de Lifetime y la comedia recientemente anunciada de NBC "Telenovela".

"No solo cuenten la historia del migrante", dijo. "Cuenten la historia del doctor, la historia del abogado, la historia de comedia romántica y una historia de género".

La gente al tanto del asunto dice que una clave para impulsar la presencia de las minorías ante la cámara es impulsarla detrás de ella. Pero por lo general esto no es parte de la fórmula.

Rhimes es quizá la productora más poderosa de televisión en la actualidad. ABC le ha entregado su programación completa de los jueves en horario estelar, en los que presenta episodios semanales de "Grey's Anatomy", "Scandal" y "How to Get Away With Murder".

"Recuerdo que cuando era una chica pensaba '¿por qué la televisión no se ve cómo el mundo en el que vivo?''', dijo Rhimes de ahora 45 años. "No había gente mayor, no había gente gorda, no había gente negra, ni gays ni parejas interraciales. No tenía sentido para mí".

Cuando creó "Grey's Anatomy" hace 10 años estaba determinada a hacer que pareciera "como se ve el mundo de afuera y eso fue muy sencillo. Dijimos 'actores de todos los colores, que vengan todos a buscar los papeles, vamos a elegir al mejor actor para cada papel'''.

Un reporte del Centro Ralph J. Bunche para Estudios Afroestadounidenses ilustra lo poco convencional que es Rhimes: Durante la temporada de televisión 2011-12 las minorías crearon 4% de las comedias y dramas de televisión abierta, señala el reporte. Los equipos de guionistas de programas, que en su mayoría no eran realities, eran al menos 90% blancos.

Un estudio reciente del Sindicato de Directores de Estados Unidos encontró una desigualdad similar entre los directores debutantes de series de televisión entre 2009 y 2014, grupo en el cual los hombres eran el 82% y del total 87% eran personas de raza blanca.

La falta de progreso dentro de los niveles ejecutivos y creativos es lo que más entristece a Mfume cuando revisa los esfuerzos de la NAACP en Hollywood. Ese es uno de los motivos por los que el director Robert Rodríguez comenzó el canal El Rey destinado a latinos que hablan inglés.

"Le puedes decir a un canal las veces que quieras que incluya un hispano en el elenco", dijo Rodríguez. "Pero si no hay nadie que escriba los papeles o creando los personajes es un problema mucho más grande".