Cameruneses huyen ante ataques de Boko Haram

Presas del pánico, más de 10.000 cameruneses huyen de la región fronteriza con el estado nigeriano de Borno debido a los ataques del grupo islámico Boko Haram en Nigeria, dijeron las autoridades el martes.

En el último mes, Boko Haram ha atacado por lo menos dos docenas de aldeas y pueblos en el norte de Camerún. El grupo también ha secuestrado a docenas de personas en un ataque el domingo al pueblo de Mabass.

Los insurgentes saquean alimentos y ganado creando una crisis humanitaria, dijo el martes el ministro de administración territorial y descentralización René Emmanuel Sadi.

Estudiantes y maestros están entre los desplazados. Más de 10 escuelas quedaron desiertas después de los ataques del domingo, lo que se agrega a los 140 colegios que han cerrado sus puertas debido a la llegada de la insurgencia a Camerún, afirmó el ministro de educación Monouma Fotso. El gobierno trata de acomodar a los estudiantes afectados, agregó.

Es un imperativo moral ofrecer escuelas más seguras para admitir a los alumnos pese a recursos y espacio limitados, dijo Bernadette Appi, una maestra de escuela primaria en Maroua, donde han llegado algunos de los estudiantes desplazados.

Los ataques en Camerún ponen de manifiesto la amenaza regional creciente que impone Boko Haram. El grupo miliciano busca imponer la ley islámica en Nigeria, la nación más populosa de África con 170 millones de habitantes. El grupo ha ocupado poblaciones en un área de 250 kilómetros (155 millas) a lo largo de la frontera con Camerún.