Multitud acude a despedir a Malanda, jugador del Wolfsburg

Más de 1.000 dolientes congestionaron la basílica de Bruselas para rendir homenaje al mediocampista del Wolfsburg y de la selección juvenil belga de fútbol Junior Malanda, quien murió en un choque automovilístico la semana pasada.

Entre los asistentes, muchos de los cuales vestían los colores del Wolfsburg, estaba el técnico de la selección belga Marc Wilmots, el técnico del Wolfsburg Dieter Hecking y el gerente Klaus Allofs.

Malanda viajaba en el asiento trasero de una camioneta deportiva hace 10 días cuando el conductor perdió el control y el auto patinó en una carretera resbalosa para después volcarse y dar varios giros. Malanda, de 20 años, murió en el sitio del accidente.

Su excompañero Mbaye Leye dijo "este es un día duro para todos. Estamos aquí para apoyar a su familia".

Malanda tenía origen congolés y en el funeral se llevaron a cabo y entonaron bailes y canciones africanas.