Enfrentamientos en Ucrania ocasionan más muertes civiles

Por lo menos seis civiles murieron por fuego de artillería el martes en el este de Ucrania, donde los combates entre fuerzas del gobierno y rebeldes en Donetsk continuaban sin tregua.

Periodistas de la AP vieron los cadáveres de dos personas que murieron mientras esperaban un autobús en la ciudad de Donetsk, controlada por los rebeldes. Las autoridades separatistas que controlan la ciudad reportaron otra muerte en otra parte de la ciudad. Por su parte las autoridades regionales leales al gobierno dijeron que hubo seis muertos en total durante el día, contando los tres de Donetsk.

Los combates arreciaron durante el fin de semana en una intensa batalla por el control del aeropuerto. Posteriormente el fuego de artillería disminuyó un poco.

En un esfuerzo por impulsar un proceso de paz, el ministro de relaciones exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, invitó a sus colegas de Francia, Rusia y Ucrania a una reunión en Berlín el miércoles para debatir la situación en el este de Ucrania. El canciller ruso Sergey Lavrov se propone asistir, informó el ministerio en Moscú.

La reanudación de la lucha en los últimos días ha provocado "una situación amenazante", comentó Steinmeier en Berlín.

En septiembre se acordó un cese de fuego en Minsk, capital de Bielorrusia, pero no se ha respetado.

Una nueva tregua convenida en diciembre quedó sin efecto después del año nuevo y culminó con el enfrentamiento actual en el aeropuerto de Donetsk y alrededores. Los separatistas insisten en que tienen derecho a controlar la terminal aérea, que prácticamente está destruida, mientras Ucrania sostiene que el acuerdo de Minsk no lo estipula así.

La Organización para Seguridad y Cooperación en Europa, que fue parte del acuerdo de septiembre, emitió una declaración el martes en la que reclama un cese de fuego inmediato y la implementación plena del acuerdo previo.

El vocero militar ucraniano Andriy Lysenko dijo el martes que Rusia reforzó esta semana las fuerzas separatistas con dos batallones de 400 soldados cada uno. Por su parte el vocero del ministerio de defensa ruso, mayor general Igor Konashenkov, calificó esa declaración como "completamente absurda", según la agencia noticiosa rusa Interfax.