Se desacelera la economía de China en 2014

El crecimiento económico de China se desaceleró a su menor ritmo en más de dos décadas, al registrar una expansión de 7,4% en 2014, comparado con 7,7% del año previo, dijo el martes el gobierno.

La tasa de expansión de China supera por mucho la de otras economías importantes, pero representa una marcada declinación respecto a las de alrededor de 10% que tuvo el país en años anteriores y aumenta las presiones al gobierno comunista que intenta impedir una desaceleración mayor en 2015.

El crecimiento anual de la segunda economía más grande del mundo supone la mayor desaceleración desde 1990, cuando creció un 3,8%, y no alcanza el objetivo oficial de 7,5% para todo el año.

La expansión alcanzó 7,3% en el último trimestre del año pasado sin que hubiera variación respecto del trimestre anterior, que fue el más bajo en cinco años.

La desaceleración de China se debe en parte a los esfuerzos de Beijing para transformar la economía, cambiando el foco de la excesiva dependencia en la industria pesada y el comercio en favor del consumo interno. Pero la transición se ha visto sacudida por una serie de problemas, incluyendo una caída del mercado inmobiliario y exportaciones irregulares.

Las autoridades han intentado modificar a la baja sus expectativas al afirmar que sería aceptable un crecimiento menor a la meta oficial.

El presidente del país, Xi Jinping, dijo el año pasado que la economía ha entrado en una "nueva normalidad". Sin embargo, la sorpresiva baja en las tasas de interés que decidieron en noviembre los estrategas políticos es indicativa de la preocupación de las autoridades hacia un aumento en la pérdida de empleos, una situación políticamente peligrosa.

En una conferencia de prensa, Ma Jiantang, director de la Oficina Nacional de Estadística, dijo que el crecimiento del año pasado "estuvo dentro de un rango razonable" y que se espera que el crecimiento para 2015 sea "estable".

"Sin embargo, también debemos ser conscientes de que la situación nacional e internacional sigue siendo complicada y el desarrollo económico se enfrenta con dificultades y desafíos", dijo.

Las empresas chinas se preparan para un año más doloroso.

"Me temo que el panorama económico no es muy optimista. La competencia será aún más difícil", dijo Han Yi, responsable de ventas de Tianjin Yihsin Packing Plastic Co., que emplea a 700 personas haciendo vasos de plástico y envases de galletas en Tianjin, a casi una hora al sureste de Beijing.

La economía china creció un 7,7% en 2013.