El jefe del comité organizador de los juegos olímpicos de invierno en Sochi pidió ayuda el domingo al Comité Olímpico Internacional (COI) para frenar "esta campaña" y las "especulaciones" sobre la ley anti-gay sancionada recientemente en Rusia.

Dmitry Chernyshenko dijo que es muy importante contar con la colaboración del COI contra "aquellos que todavía están especulando sobre una cuestión que está muy clara y que es muy transparente" durante una sesión de informes de comité organizadores en el marco del 125 congreso del organismo que se celebra en Buenos Aires.

El dirigente enfatizó que la ley "no prohíbe la homosexualidad en ninguna forma" y que "no contradice ningún artículo de la Carta Olímpica".

Agregó que los organizadores tienen absoluta confianza de que no habrá conflictos en torno a esta cuestión.

La norma sancionada en Rusia prohíbe la publicidad destinada a homosexuales, así como también toda clase de protesta de las minorías sexuales. La ley desató una fuerte polémica en el movimiento olímpico e incluso varias organizaciones no gubernamentales llamaron a boicotear los juegos.

El presidente del COI Jacques Rogge dijo que Rusia le había garantizado que la ley no afectaría a los atletas que participen en los juegos de invierno a diputarse en febrero.

No obstante, el COI dejó en claro que su reglamento prohíbe a los deportistas cualquier demostración durante la realización de los juegos.

"No queremos que los juegos se usen como plataforma para demostraciones. Los atletas pueden hacer conocer sus ideas hasta el momento de los juegos. En los juegos hay que evitarlo. Creo que es algo entendido por los atletas", explicó en rueda de prensa Mark Adams, portavoz del COI.

Aclaró que si los atletas "no están en una sede olímpica, sí se pueden expresar". Pero no dio garantías de que si así sucede no sufran represalias por violar la ley rusa.

"Es ley de Rusia. Hay un compromiso de que la ley no va a afectar a los atletas que participen en los juegos. Cómo va a funcionar eso dependerá de las autoridades rusas", afirmó el portavoz.