Gobierno checo invierte más en seguridad antiterrorista

El gobierno checo aprobó el lunes un plan para incrementar la seguridad en el aeropuerto internacional de la capital y dar facultades adicionales al servicio de contrainteligencia del país en un esfuerzo por enfrentar amenazas terroristas y al crimen organizado.

El primer ministro Bohuslav Sobotka dijo que el nuevo sistema será instalado en el aeropuerto internacional Vaclav Havel de Praga a finales de 2016 y será capaz de reconocer rostros de pasajeros. Sobotka dijo que el sistema será instalado después en otras terminales internacionales.

El gobierno también dio luz verde el lunes a una petición para que el servicio de contrainteligencia, o BIS, tenga más poderes para supervisar transacciones financieras y comunicaciones.

Después de los recientes ataques terroristas en París, Sobotka indicó que el presupuesto del servicio de espionaje se incrementará. El gobierno todavía tiene que aprobar eso.