Improbable, acuerdo en caso de ataque en Maratón de Boston

La atención en el juicio al acusado del ataque con explosivos al maratón de Boston parece estar tanto en el castigo que Dzhokhar Tsarnaev podría recibir como en su responsabilidad en el hecho.

A la espera de que los testimonios comiencen para finales de mes, el Departamento de Justicia no ha dado indicios de estar abierto a ninguna propuesta de la defensa para salvar la vida de Tsarnaev, presionando en lugar de ello para la realización de un juicio que podría darle la pena de muerte al acusado de 21 años.

El caso en el acto de terrorismo que sacudió a la ciudad y que costó la vida a tres personas, incluido un niño, difícilmente puede ofrecer un estímulo que haga que los fiscales decidan descartar la máxima pena posible, ya que creen contar con evidencia incontrovertible.

"A mi juicio, no habría ahora razón para que el gobierno cambie de rumbo y no permita que 12 ciudadanos decidan si es apropiada la pena de muerte", dijo Larry Mackey, un ex fiscal del Departamento de Justicia involucrado en el caso del atacante con explosivos de Oklahoma City Timothy McVeigh, ejecutado en 2001.

La posibilidad de una sentencia de muerte, un castigo inusual en el sistema federal, aumenta el interés en un juicio que retomará a detalle el sangriento ataque de 2013 que también ocasionó heridas a otras 260 personas. Si el jurado determina que Tsarnaev es responsable, decidiría entonces en una fase separada de sentencia si debe ser castigado con la pena de muerte. La selección de los miembros del jurado se encuentra en curso y el juez ha dicho que espera que los testimonios comiencen el 26 de enero.

Sólo tres reos federales, entre ellos McVeigh, han sido ejecutados desde 2001. Las recientes ejecuciones mal realizadas a nivel estatal han colocado la práctica bajo escrutinio, y el presidente Barack Obama ordenó el año pasado al Departamento de Justicia que investigara cómo es aplicada la pena máxima en todo el país.

A pesar de sus dudas personales respecto a la pena de muerte, el secretario de Justicia Eric Holder ha dicho que el gobierno está obligado a buscar ese castigo para Tsarnaev. Los fiscales han citado factores como una "ausencia de remordimiento", la evidente premeditación involucrada en el ataque y acusaciones de que Tsarnaev mató además a un policía del Instituto Tecnológico de Massachusetts después del ataque con explosivos que costó la vida a un niño de ocho años.

"La naturaleza de la conducta bajo discusión y el daño resultante obliga a esta decisión", dijo Holder en un comunicado en enero pasado.

No hay indicios de que el gobierno haya renunciado a esa decisión, a pesar de que una de las abogadas de la defensa de Tsarnaev, Judy Clarke, ha conseguido que fiscales perdonen la vida de varios asesinos bastante publicitados, como el "Unabomber" Ted Kaczynski, el atacante del Parque Olímpico Eric Rudolph y Jared Loughner, quien mató a seis personas y lesionó a la entonces legisladora federal Gabrielle Giffords.

___

Eric Tucker puede ser seguido en http://www.twitter.com/etuckerAP