Israel mata a combatientes de Jezbolá en territorio sirio

Un ataque aéreo israelí en territorio sirio mató a "varios" milicianos de Jezbolá, entre ellos a Jihad Mughniyeh, hijo de un difunto comandante militar, informó la milicia libanesa el domingo, en una acción que podría elevar las tensiones entre el poderoso movimiento chií libanés que cuenta con cohetes que pueden llegar a cualquier parte del estado judío.

Los combatientes de Jezbolá en poblados a lo largo de la frontera con Israel están en máxima alerta, dijo un representante del grupo. En las áreas de mayoría chií del sur de Líbano y Beirut las calles se vaciaron rápidamente porque los residentes temen una escalada de la violencia.

La televisora controlada por Jezbolá, al-Manar TV, advirtió que Israel "está jugando con fuego que pone en riesgo la seguridad en todo Oriente Medio".

Activistas sirios reportaron horas antes que los israelíes atacaron dos vehículos en la zona siria de los Altos del Golán, en la región llamada Mazaare al-Amal y en la base militar siria Talae al-Baath.

Milicianos de Jezbolá combaten junto con las fuerzas leales al presidente sirio Bashar Assad.

Un representante de Jezbolá identificó a uno de los cinco muertos como Jihad Mughniyeh, hijo de Imad Mughniyeh, un líder de la organización asesinado en 2008 en Damasco, Siria. Jezbolá culpa a Israel por el asesinato y desde entonces ha prometido vengar su muerte. El funcionario dijo que entre los muertos del domingo también está otro comandante de Jezbolá, Mohammed Issa, y al menos un iraní que estaba con el grupo.

La fuente habló con la condición de no dar su nombre porque no estaba autorizado a informar a los periodistas.

Las fuerzas armadas israelíes no hicieron declaraciones.

El bombardeo del domingo tuvo como blanco dos vehículos de Jezbolá mientras combatientes inspeccionaban posiciones en los Altos del Golán, cercana a la frontera custodiada por Israel.

El ala de prensa de Jezbolá indicó que "varios" combatientes fallecieron, pero no dio nombres.

___

El periodista de The Associated Press Bassem Mroue colaboró desde Beirut.