Indonesia: Ejecutan a 6 por narcotráfico; uno era brasileño

Pese a las peticiones de clemencia, Indonesia ejecutó mediante fusilamiento a cinco extranjeros y una indonesia acusados de narcotráfico y defendió la pena de muerte como necesaria en la lucha contra el comercio de drogas ilícitas que va en aumento en el país.

La mujer y los cuatro hombres --uno de Brasil y los demás de Malaui, Nigeria y Holanda-- murieron instantáneamente; fueron fusilados en pares poco después de la medianoche del sábado a varios kilómetros de distancia de una prisión de alta seguridad en la isla de Nusakambangan.

Otra mujer, una vietnamita, fue ejecutada en Boyolali, según Tony Spontana, portavoz de la oficina del fiscal general. Ambas zonas se ubican en la provincia de Java Central, en Indonesia.

Los cadáveres fueron trasladados a primeras horas del domingo en ambulancias desde la isla para sepultarlos o incinerarlos a petición de los parientes y de representantes de sus respectivas embajadas.

El presidente Joko Widodo rechazó en diciembre las peticiones de clemencia.

El mandatario también rechazó una solicitud de último minuto de la presidenta brasileña Dilma Rousseff y del gobierno holandés de que se perdonara la vida al brasileño Marco Archer Cardoso Moreira, de 53 años, y a Ang Kiem Soe, de 52 años, nacido en Papúa pero que tenía nacionalidad holandesa.

El ministro del exterior de Holanda, Bert Koenders, dijo en un comunicado emitido el sábado en la noche que retiró temporalmente al embajador del país en Indonesia y mandó llamar al representante de Indonesia en La Haya en protesta por la ejecución de Ang.

Koenders dijo que la pena de muerte de Ang se efectuó a pesar de la llamada personal a Widodo del rey Guillermo Alejandro y del primer ministro Mark Rutte.

El canciller describió la ejecución "como un castigo cruel e inhumano... una negativa inaceptable de la dignidad e integridad humanas".

Amnistía Internacional dijo que estas ejecuciones, las primeras en el gobierno del nuevo presidente, que asumió el cargo en noviembre, fueron "un paso en sentido contrario" al respeto de los derechos humanos.

El fiscal general de Indonesia, Muhammad Prasetyo, dijio que "no hay excusa para los traficantes de drogas y, esperemos, eso tendrá un efecto disuasorio".

Prasetyo afirmó que el nuevo gobierno tiene el firme compromiso de combatir el narcotráfico. Wododo dijo que denegaría la clemencia a 64 personas condenadas por drogas.

"Lo que hacemos va únicamente dirigido a proteger a nuestra nación del peligro de las drogas", dijo el jueves a la prensa el fiscal general.

Agregó que según estadísticas de la Agencia Nacional Antinarcóticos, entre 40 y 50 personas mueren a diario a causa de las drogas en Indonesia. De acuerdo con el fiscal, las redes narcotraficantes se han propagado a muchos lugares, incluidas aldeas remotas donde la mayoría de las víctimas son jóvenes en edad productiva.

Indonesia se ha convertido en el mayor mercado de drogas en el sureste de Asia, donde representa el 45% del tránsito de drogas en la región.

____

El periodista de la Associated Press Mike Corder en La Haya contribuyó a este despacho.