El Rayo vence 1-0 en cancha de la Real Sociedad

El Rayo Vallecano venció el sábado 1-0 en cancha de la Real Sociedad y le endosó al conjunto donostiarra su segunda derrota desde que tomara las riendas el actual técnico, el británico David Moyes, hace ocho fechas en la liga española.

Un solitario tanto de Manucho a los 81 minutos le bastó al Rayo para sumar su quinto triunfo a domicilio y ocupar provisionalmente la novena plaza de la tabla de posiciones con 23 puntos, por las 19 unidades que cuenta la Real en 12da posición. El equipo madrileño venía de encajar cuatro derrotas en las cinco fechas previas y ahora queda a nueve puntos de los puestos europeos, mientras que los donostiarras no saben lo que es ganar desde que tumbaran al Barcelona por la 17ma fecha.

El Real Madrid lidera la tabla de posiciones por la 19na fecha con 42 puntos, por 41 del escolta Barcelona y 38 del vigente campeón Atlético de Madrid. Los blancos defenderán la punta el domingo frente al Getafe y cuentan un partido pendiente correspondiente a la 16ta fecha contra el Sevilla, programado para el 4 de febrero.

También el domingo, los barcelonistas visitarán la cancha del Deportivo La Coruña y el Atlético jugará frente al Granada.

La parrilla sabatina se completa con los cotejos Valencia-Almería, Villarreal-Athletic de Bilbao y Espanyol-Celta de Vigo.

En un partido gris, el Rayo se impuso con el tanto de Manucho pese a que la Real gozó de las dos primeras ocasiones de gol, ambas protagonizadas por Imanol Agirretxe; primero fue una hábil maniobra y disparo escorado que repelió Toño Rodríguez, luego un remate frontal que también pudo controlar el arquero.

Pero la más clara antes del descanso la tuvo Manucho, lento y torpe a la hora de buscar un centro de Gael Kakuta que no acertó a empujar.

El angoleño se redimió a poco del final, cuando exhibió su poderío aéreo para cabecear un tiro de esquina lanzado por Roberto Trashorras; el balón descendiente no logró alcanzarlo el argentino Gerónimo Rulli y el tanto sepultó a la Real, que intentó reaccionar con otro testarazo de Ion Ansotegui, fuera por poco.