Ex alcalde opositor venezolano en arresto domiciliario

Un ex alcalde opositor destituido y sentenciado a cerca de un año de cárcel bajo el cargo de desacatar una orden judicial obtuvo una medida de arresto domiciliario de un tribunal local para tratarse una afección de salud, confirmó el viernes el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela.

El funcionario fue trasladado el jueves a un hospital militar en Caracas tras registrar dolores abdominales y otras afecciones vinculadas al agrandamiento de la próstata, informaron entonces personas allegadas a su familia.

"Un Juzgado de Ejecución acordó el cambio de reclusión del exalcalde del municipio San Diego del estado Carabobo, Vicencio (Enzo) Scarano, por razones de salud por cuanto debe ser sometido a una intervención quirúrgica de urgencia de acuerdo a la última evaluación médica", indicó el máximo tribunal en un comunicado difundido el viernes en la noche a través de su cuenta en Twitter.

Scarano tiene prohibido "realizar actos de proselitismo político... dar declaraciones ante cualquier medio de comunicación social público o privado... y (la) prohibición de salida del país", agregó el Tribunal Supremo.

Las autoridades no hicieron declaraciones al respecto. No quedó claro si el ex alcalde ya fue trasladado a su domicilio.

Rosa Brandonisio, electa alcaldesa del municipio San Diego por abrumadora mayoría en comicios realizados dos meses después de la detención de su esposo, escribió en Twitter: "Agradeciendo a Dios... Ante todo gracias a Dios, siempre a nuestro lado".

Scarano está detenido desde marzo del 2014 en una cárcel militar tras ser destituido del cargo y condenado a 10 meses y dos semanas de cárcel por decisión del Tribunal Supremo, el cual alegó que el funcionario desacató una orden judicial que le exigía desmontar unas barricadas en su municipio, uno de los principales focos de las violentas protestas antigubernamentales que sacudieron al país a principios de ese año. Dichas manifestaciones dejaron 43 fallecidos, unos 800 heridos y miles de detenidos, de los cuales aún permanecen arrestadas unas 49 personas, según registros de la Fiscalía General.

El juzgado de ejecución acordó que Scarano permanezca detenido bajo custodia de la policía política Sebin y que presente un informe actualizado de su estado de salud.

Además, el ex alcalde enfrenta un proceso posterior por la presunta agresión a tres mujeres en un centro de votación durante los comicios presidenciales del 2013, lo que lo mantendría en prisión luego del cumplimiento de la sentencia por desacato.

Scarano que las acciones judiciales en su contra evidencian "persecución política". Ha denunciado que no se tomó declaración a testigos presentados por la defensa y se desestimó un video que según él demuestra que "la denuncia de agresión es falsa".

El delito de agresión contempla penas de entre 6 y 18 meses de prisión.