Raiders presentan a Jack Del Río como nuevo entrenador

Jack Del Río vivió la historia de los Raiders de Oakland como un niño que creció en el área de la Bahía de San Francisco, asistiendo a los juegos en el Coliseum y alentando a aquellos grandes equipos dirigidos por John Madden en la década de los 70.

Del Río ahora será el entrenador de su equipo favorito de la infancia, ahora golpeado por 12 años de actuaciones para el olvido que han dejado al que fuera alguna vez el equipo más exitoso de la NFL en el fondo de la liga.

Sin importar que tan cálida historia del chico local que vuelve a casa, esa no es la única razón por la que Del Río aceptó el trabajo o los Raiders eligieron a Del Río.

"Sí, es volver a casa, sí soy de esta zona, y sí he sido Raider toda mi vida", dijo Del Río el viernes durante su presentación en conferencia de prensa. "He apoyado a los Raiders toda mi vida. Mi padre me llevaba a los juegos y me sentaba en las tribunas en aquel entonces. Así que seguí mi corazón todo el tiempo. Pero esa no es la principal razón por la que volví".

Del Río se dijo atraído a los Raiders debido a las estructuras que el dueño, Mark Davis, y el gerente general, Reggie McKenzie, han construido y el hecho de que hay piezas clave en el plantel para utilizar de cimientos rumbo al éxito, en específico el quarterback Derek Carr.

Hay mucho por construir. Del Río es el noveno entrenador de Oakland desde el inicio de la temporada 2003. Los Raiders tienen el peor récord de la NFL en ese lapso, sin poder tener una campaña con balance positivo o un puesto en los playoffs.

"Creo que no hay otra manera de trazar una tendencia desde donde estamos", dijo Del Río. "Tenemos que mejorar".

Este es el segundo entrenador de tiempo completo que Mark Davis y McKenzie contratan desde que se hicieron cargo de la franquicia tras la muerte de Al Davis en octubre de 2011.

Mark Davis contrató a McKenzie como su gerente general luego de esa temporada y le permitió escoger al entrenador Dennis Allen. Esa selección no funcionó muy bien y el equipo tuvo marca de 8-28 bajo su mando antes de ser despedido luego de cuatro partidos de la temporada 2014.

Davis se involucró mucho más en esta ocasión y él mismo entrevistó a Del Río hace casi dos semanas y resultó inmediatamente impresionado pese a su preferencia previa de contratar a un entrenador de mentalidad ofensiva. Del Río es un ex linebacker y asistente defensivo de muchos años, pero también pasó nueve campañas como el entrenador principal en Jacksonville.