Alcalde impide matrimonio a homosexuales en México

La alcaldía de Mexicali, en el norte de México, ha impedido por cuarta ocasión el matrimonio entre dos personas del mismo sexo pese a que una resolución de la Corte Suprema de justicia les ampara, según informó el viernes el abogado de la pareja.

José Luis Márquez Saavedra, abogado de Víctor Fernando Urías Amparo y Víctor Manuel Aguirre Espinoza, presentó una denuncia contra el alcalde Jaime Rafael Díaz Ochoa, del conservador Partido de Acción Nacional, de dos funcionarios municipales y uno estatal por incumplimiento de sus funciones públicas.

Urías y Aguirre han intentado contraer matrimonio en Mexicali desde el 2013 en cuatro ocasiones. En la primera ocasión, el Registro Civil se negó a reconocer su derecho con el argumento de que la Constitución Mexicana precisa que la unión civil es solo entre un hombre y una mujer. Entonces obtuvieron un amparo de la Justicia Federal, que ordenó a la instancia municipal a reconocerles su derecho a casarse, pero fueron rechazados con el argumento que no habían cumplido con el procedimiento y reglamento.

La tercera negativa fue en noviembre cuando la alcaldía adujo que no asistieron a pláticas pre-matrimoniales y este mes de enero el Ayuntamiento les negó el derecho a asistir a las pláticas que es requisito indispensable para llevar a cabo el matrimonio.

"No es nada personal. Es respeto al marco legal que nos rige", dijo el presidente municipal sobre la insistente negativa del Ayuntamiento.

En México no hay un código civil nacional, sino que cada uno de los 31 estados y la capital tiene uno. La jurisprudencia de la justicia federal ha emitido sentencias muy favorables al reconocimiento en toda la república pero diversas entidades descentralizadas siguen tratando de impedir que se concreten.

Desde 2010 todos los estados de México están obligados a reconocer civilmente los matrimonios homosexuales que se realicen en la Ciudad de México, la primera entidad federada en la que se reconoció la igualdad de derechos en 2003. El estado de Coahuila lo autorizó en 2014.