La mayor presa de Sao Paulo se está secando

Luego de que ya pasó la mitad de la temporada de lluvias, la principal presa para abastecer a Sao Paulo sólo está al 6% de su capacidad, y los expertos advirtieron el viernes que las autoridades de la ciudad deben tomar medidas urgentes para impedir que la peor sequía en más de 80 años la deje totalmente vacía.

El sistema de presas y ríos que proporcionan agua a millones de personas en esta ciudad ha recibido menos precipitación pluvial de la esperada durante las primeras semanas de la temporada de lluvias, lo que ha generado temores de que no se reabastecerá como se esperaba. La precipitación durante las primeras dos semanas de enero sumó sólo 73,6 milímetros (2,9 pulgadas), bastante por debajo del promedio histórico para el mes de 271,7 milímetros (10,7 pulgadas).

El mayor problema está en el sistema acuífero Cantareira, la mayor de seis represas que proporcionan agua a entre 6 y 20 millones de personas que viven en el área metropolitana de Sao Paulo. La Cantareira está ahora en 6% de su capacidad de un billón de litros (264.000 millones de galones), indicó la empresa de distribución de agua Sabesp en su sitio de internet.

De los cinco sistemas restantes, el de Alto Tiete se ubica en 11% de su capacidad, Río Claro en 25%, Alto Cotia en 30%, Guarapinga en 40% y Río Grande en 70%.

"La situación de suministro de agua está en un punto crítico y podría ponerse aún peor si la falta de lluvia y el clima cálido continúan y no se crean técnicas efectivas para el manejo de la demanda", dijo por vía telefónica Mario Thadeu Leme de Barros, director del departamento de ingeniería hidráulica y medio ambiente de la Universidad de Sao Paulo.