EEUU teme que terroristas usen programa de exención de visas

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos teme que terroristas puedan usar el programa de exención de visas para llegar al país a través de naciones con las que Washington tiene relaciones amistosas, y está dando pasos para lidiar con los puntos débiles del programa, reconoció el viernes su secretario, Jeh Johnson.

Durante un almuerzo de la industria de la aviación, Johnson indicó que no desea eliminar el programa, que facilita que los estadounidenses viajen a países amigos y que ciudadanos de esas naciones visiten Estados Unidos.

"Representa un elemento importante de comercio legal entre nuestros socios internacionales", dijo.

Sin embargo, agregó que algunos de esos países tienen también ciudadanos o residentes legales que han ido a combatir o a entrenar con grupos terroristas en el Medio Oriente, África y Asia, y después han regresado a casa con planes de violencia. Por ejemplo, algunos ciudadanos o residentes de Francia y Alemania han viajado al Medio Oriente a luchar o entrenar con la red al-Qaida o el grupo extremista Estado Islámico. La preocupación es que esos combatientes regresen a sus países de residencia y de ahí viajen a Estados Unidos.

En noviembre, el departamento incorporó nuevos campos de información al sistema electrónico para autorizaciones de vuelo, de acuerdo con Johnson. El secretario dijo que también ha pedido a su personal que refuerce las medidas de seguridad que Estados Unidos tiene con países que participan en el programa de exención de visas.

"Para lidiar con el potencial combatiente extranjero, la amenaza de combatiente extranjero que ahora se presenta a nivel mundial, necesitamos desarrollar una mejor manera de compartir información con nuestros aliados en contraterrorismo en el extranjero a fin de compartir información sobre individuos bajo sospecha", aseguró Johnson. "Hay mucho trabajo por hacer".

Los combatientes extranjeros de antemano conocidos por las autoridades estadounidenses tienen menos probabilidades de ingresar a Estados Unidos sin una visa que aquellos que resultan desconocidos para las agencias de inteligencia. Por ejemplo, los dos hermanos que las autoridades francesas aseguran que perpetraron el ataque mortífero en la sede del semanario Charlie Hebdo en París --Said Kouachi, de 34 años, y Cherif, de 32-- ya se hallaban en la lista de personas que no pueden volar a Estados Unidos. Said Kouachi había viajado a Yemen y Cherif Kouachi había estado 18 meses en prisión por reclutar militantes para combatir contra Estados Unidos en Irak.

Johnson dijo que los 15 centros de autorización de la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza establecidos en aeropuertos extranjeros para investigar a los pasajeros de vuelos rumbo a Estados Unidos han sido exitosos. El centro que la agencia abrió el año pasado en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos, impidió a 450 personas abordar vuelos a Estados Unidos, incluyendo algunos que se encontraban en la lista de observación terrorista, dijo.

Algunas aerolíneas estadounidenses se oponen al centro en Abu Dhabi argumentando que beneficia a sus competidores del Medio Oriente.