Córdoba y Eibar empatan 1-1

Un gol anotado antes de que se cumpliera el primer minuto de juego no alcanzó el viernes al Córdoba para hilvanar su tercera victoria seguida en la liga española, y el equipo andaluz acabó con un empate 1-1 con el visitante Eibar en el arranque de la 19na fecha del campeonato.

Florin Andone registró el gol más rápido del actual torneo y también de la historia del Córdoba, al anotar a los 10 segundos del silbatazo inicial. Pero los azulgranas lograron el empate por vía de Mikel Arruabarrena, quien ingresó de suplente a los 70 minutos y marcó a los 73, ya con ambos conjuntos jugando con un hombre menos.

El Eibar, equipo debutante en la primera división, también vio truncada una racha de dos triunfos seguidos, pero se mantiene en la parte noble de la clasificación, donde actualmente ocupa el octavo lugar con 27 puntos.

"Tuvimos un fallo terrible de concentración en el primer gol, pero nos vamos contentos por el punto conseguido ante un rival directo. Nuestra primera vuelta (del campeonato) ha sido inmejorable. La salvación ya sería un hecho histórico", declaró Arruabarrena.

El Córdoba, en cambio, figura 14to con 18 unidades, a solo dos de los puestos del descenso. "Merecimos la victoria, pero lo importante es ir sumando. Cada vez lo hacemos mejor y la semana que viene toca el Real Madrid", resumió Andone.

El conjunto madridista lidera la tabla de posiciones con 42 puntos por 41 del escolta Barcelona y 38 del vigente campeón Atlético de Madrid. Los blancos defenderán la punta el domingo frente al Getafe y cuentan un partido pendiente correspondiente a la 16ta fecha contra el Sevilla, programado para el 4 de febrero.

También el domingo, los barcelonistas visitarán la cancha del Deportivo La Coruña y el Atlético jugará frente al Granada.

Sin apenas tiempo de tomar asiento en Córdoba, Andone abrió al marcador en una jugada desafortunada del Eibar, que sacó de centro y vio como el argentino Fede Cartabia presionaba a Daniel García, le robaba el balón y combinaba de cabeza con el delantero rumano, quien también se anticipó a Borja Ekiza y batió de tiro raso al arquero.

La falta de tensión visitante en el arranque la aprovechó el Córdoba para buscar con ahínco el segundo tanto, por tres veces con zapatazos lejanos de Cartabia, muy activo en el rol de agitador entre líneas.

El equipo andaluz sacó a relucir un juego coral que deleitó a los aficionados locales y maniató al Eibar, encerrado en su área e incapaz de generar transiciones con un mínimo de malicia.

La ventaja al descanso, en cambio, seguía siendo mínima, y el partido pareció torcerse para el Córdoba al poco de la reanudación con la expulsión de Eduard Campabadal (56), al sumar el lateral su segunda tarjeta amarilla.

Pero poco le duró la superioridad numérica al cuadro visitante pues, dos minutos después, Federico Piovaccari vio a su vez la roja directa tras un aparatoso choque con Andone.

La apertura de espacios fomentó el intercambio de golpes y pudo sentenciar el Córdoba en llegadas de Cartabia y Andone, pero ambos delanteros pecaron de individualismo y fue Arruabarrena, ingresado de suplente, quien niveló en cambio por el Eibar, de hábil cabezazo a centro de Saúl Berjón.