Los republicanos planean ofrecer alternativas en inmigración

Los legisladores republicanos, decididos a contrarrestar al presidente Barack Obama sobre inmigración, quieren promover sus propias ideas, comenzando con un proyecto de ley de seguridad fronteriza y tal vez abordando otros aspectos de un sistema que no funciona.

Se trata de un objetivo que los republicanos en la Cámara de Representantes han tratado de alcanzar, sin lograrlo durante los últimos dos años, pese a que el Senado aprobó un proyecto de ley integral y bipartidista que fracasó al final, debido a que la cámara baja no tomó acción alguna.

Mientras los republicanos de ambas cámaras se reunieron para un retiro en esta ciudad, capital del chocolate y los dulces, los legisladores dicen que con el Senado ahora bajo el control republicano, tienen una nueva oportunidad de poner la mira en la inmigración con su propio enfoque cuenta, de paso a paso.

Muchos vieron la iniciativa del Senado como una amnistía porque incluía un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes que residen ilegalmente en Estados Unidos, y ahora quieren tomar un rumbo muy diferente.

"Está sucediendo ahora porque los miembros quieren que suceda, el pueblo estadounidense quiere que suceda", opinó el representante Lou Barletta. Un conservador en el tema, Barletta habló el viernes mientras el encuentro estaba por concluir y los legisladores partían del hogareño Hershey Lodge para abordar autobuses y furgonetas de regreso a Washington.

"Primero debemos hacer un proyecto de ley fronterizo, asegurar nuestras fronteras", dijo Barletta. "Es mucho trabajo y va a ser un proyecto de ley difícil", agregó.

El representante Michael McCaul, de Texas, quien preside la Comisión de Seguridad Nacional, bosquejó la propuesta de legislación fronteriza a los legisladores en el encuentro, que incluye sanciones para aquellos funcionarios que no cumplan con las disposiciones de seguridad fronteriza contempladas en el proyecto de ley.

Las discusiones ocurren mientras los legisladores buscan cómo avanzar en un tema relacionado: Cómo detener las acciones ejecutivas de Obama sobre inmigración, que han otorgado a millones de inmigrantes permisos de trabajo y protección contra las deportaciones.

Los republicanos alegan que las medidas de Obama son una extralimitación inconstitucional y la Cámara de Representantes ofreció una respuesta a principios de semana.

Los republicanos de la cámara baja incorporaron una redacción a la ley de gastos del Departamento de Seguridad Nacional --de 39.700 millones de dólares y que debe ser aprobada-- a fin de deshacer las medidas de Obama, en un proceso que expone a la deportación a cientos de miles de inmigrantes jóvenes. Obama ha amenazado con vetar el proyecto de ley.

El líder de la mayoría Mitch McConnell, prometió el jueves que el Senado votará el proyecto de la cámara baja, pero no pronosticó qué es lo que pasará.

"Vamos a tratar de aprobarlo. Esa será nuestra primera opción", dijo McConnell a los periodistas. "Si podemos hacerlo, les haremos saber lo que ocurrirá después".

___

La periodista de The Associated Press Kathleen Ronayne en Goffstown, Nueva Hampshire, contribuyó a este despacho