Arquidiócesis de St. Paul-Minneapolis pide reorganizarse

La Arquidiócesis de St. Paul y Minneapolis se ha acogido a protección de las leyes de bancarrota, diciendo que es la mejor manera de entregar la mayor cantidad de recursos a las víctimas de supuestos abusos sexuales por parte de sacerdotes.

Abogados dela arquidiócesis presentaron la solicitud de bancarrota el viernes ante el Tribunal Federal de Bancarrota.

Autoridades eclesiásticas han dicho que la bancarrota era una opción en momentos que la entidad enfrenta demandas de víctimas de abuso sexual. Se han presentado unas dos docenas de demandas y la arquidiócesis ha recibido notificaciones de unas 100 reclamaciones potenciales adicionales.

La Arquidiócesis St. Paul-Minneapolis es la número 12 en solicitar la protección de las leyes de bancarrota por reclamaciones de abuso sexual.

En una entrevista antes de la presentación de la solicitud el viernes, el reverendo Charles Lachowitzer dijo a The Associated Press que la reorganización era la mejor solución.