Obama y Cameron prometen apoyo a Francia

El presidente Barack Obama y el primer ministro británico David Cameron acordaron el viernes trabajar juntos para combatir el terrorismo en sus respectivos países tras los atentados de la semana pasada en Francia.

Cameron dijo que los ataques en París fueron un recordatorio de que Gran Bretaña y Estados Unidos enfrentan amenazas de seguridad nacional de personas que odian lo que representan las dos naciones. "Tenemos que combatir esta ideología venenosa, comenzando por casa", dijo Cameron.

En una conferencia de prensa junto a Cameron tras dos días de reuniones, Obama dijo que habían dedicado buena parte de sus conversaciones a hablar del combate al terrorismo y dijo que los ataques en París, en que perecieron 17 personas, fueron "sanguinarios" y que tanto Estados Unidos como Gran Bretaña apoyan a Francia y a todos los aliados que combaten el "azote" del terrorismo.

Agregó que Estados Unidos y Gran Bretaña harán "todo lo que está a nuestro alcance para ayudar a Francia a hacer la justicia necesaria".

"Sabemos a lo que nos enfrentamos y sabemos cómo vamos a triunfar", dijo Cameron.

El primer ministro británico llegó a Washington con una petición para que Obama ayude a persuadir a las compañías de tecnología estadounidenses para que den a los gobiernos un mayor acceso a las comunicaciones cifradas que los terroristas podrían usar para planear ataques.

Las propuestas de Cameron han generado inquietud en ambos lados del Atlántico por la posibilidad de que las agencias de seguridad invadan la privacidad de las personas, en particular después del espionaje a teléfonos revelado en 2013 por el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Edward Snowden.

"Con el desarrollo de la tecnología y los avances en el mundo, debemos tratar de evitar que existan refugios en los que los terroristas puedan comunicarse", dijo Cameron.

Obama no fijó una postura sobre la propuesta de Cameron, pero dijo que era importante vigilar a los terroristas que usan las redes sociales e internet.

"Cuando tengamos la capacidad de rastrear eso, de una manera legal, supervisada y apegada al debido proceso y al estado de derecho, entonces es una herramienta que debemos preservar", dijo Obama.

Las compañías estadounidenses de internet, preocupadas por conservar la confianza de sus usuarios, han criticado los programas de vigilancia del gobierno revelados por Snowden. También han apoyado públicamente las leyes diseñadas para restringir futuras escuchas subrepticias.

Además, Google, Facebook y otras compañías han expandido sus propios programas de cifrado para proteger las comunicaciones de sus clientes.

___

Julie Pace, Nedra Pickler y Darlene Superville, de The Associated Press, contribuyeron a este despacho.