Juez: Derrame de 2010 en Golfo superó 3 millones de barriles

La cantidad de crudo derramado en el Golfo de México como resultado de una explosión en una plataforma de perforación en 2010 fue superior a la calculada por BP, pero menor a las cifras del gobierno, determinó el jueves un juez federal en un fallo que podría costar a la gigante petrolera de Londres más de 13.000 millones de dólares.

El juez federal Carl Barbier falló que 3,19 millones de barriles --o poco menos de 500 millones de litros-- fueron derramados en el Golfo después de la explosión en el pozo petrolero Macondo de BP. La compañía había dicho que habían sido 2,4 millones de barriles. El gobierno estadounidense había sostenido que la cantidad era de 4,2 millones, un número que podría haberle costado a la petrolera londinense cerca de 18.000 millones de dólares en multas máximas bajo la Ley de Agua Limpia.

Tales sanciones serán determinadas en un juicio cuyo inicio está programado para el próximo martes. En informes previos al juicio, el gobierno ha argumentado que el gigante petrolero debería pagar hasta 4.300 dólares por barril derramado. La cantidad calculada por Barbier el jueves significa que las multas máximas rondarían los 13.700 millones de dólares, pero el juez aún no ha decidido cuánto dinero deberá pagar BP por barril. BP ha argumentado que las sanciones deberían ser menores a lo que pide el gobierno, pero no ha ofrecido una cifra específica.

La decisión de Barbier --una cifra que casi se encuentra en medio de los cálculos del gobierno y los de BP-- se presenta más de un año después de un juicio en el que el juez determinó que BP actuó con "total negligencia" en la explosión de 2010 del pozo en alta mar Deepwater Horizon. BP ha apelado el fallo.

Los abogados de BP argumentan que la compañía enfrenta costos que suman 42.000 millones de dólares, incluyendo labores de respuesta y limpieza de 14.000 millones de dólares. Aseguran que una multa menor cumpliría con los propósitos de la Ley de Agua Limpia de desalentar conductas que resultan peligrosas para el medio ambiente y de exhortar a una respuesta efectiva de limpieza.

El pozo Deepwater Horizon explotó el 20 de abril de 2010, causando la muerte de 11 trabajadores y un derrame de crudo que duró 87 días en el Golfo de México.