Los hermanos Gasol y cita histórica en el Juego de Estrellas

De espaldas contra el aro, Marc Gasol domina el balón y anticipa el desplazamiento de Tony Allen por debajo del tablero para soltar el pase. Jugada de fantasía de los Grizzlies de Memphis, rumbo a una victoria en Brooklyn el miércoles para recuperar el primer lugar de la división Suroeste y pasar al tercer puesto en su conferencia.

También es una jugada que muestra en todo su esplendor la clase de talento del español Gasol, un centro de 2,16 metros (7,1 pies) con la sutileza propia de un base.

Un pívot que dentro de un mes deber volver a esta misma ciudad para protagonizar un hecho histórico: dos hermanos enfrentándose en el Juego de Estrellas de la NBA, casi que seguramente como titulares.

Con menos de una semana para el cierre de la votación de los aficionados, Marc y Pau, su hermano mayor que milita con los Bulls de Chicago, figuran entre los jugadores con mayor respaldo.

"Es algo inimaginable. Sólo podría ser superado por una final soñada contra ellos (los Bulls)", afirmó Marc, cuya magnífica temporada con los Grizzlies tiene su nombre sonando como candidato al Jugador Más Valioso.

Entre los hermanos se acumulan cinco convocatorias al Juego de Estrellas de la liga, cuyas actividades de este año se reparten entre el Barclays Center de los Nets y el Madison Square Garden los Knicks.

Pero los hermanos nunca han coincidido.

Pau, ala-pívot de 34 años, acudió a las ediciones de 2006 y luego entre 2009-2011. En ninguna fue votado como titular por los fanáticos.

Marc, cinco años menor, fue al clásico de 2012, también en las rotaciones de suplentes.

Esta sería apenas la segunda vez que dos hermanos concurran al unísono al Juego de Estrellas. Los mellizos Tom y Dick Van Ardsdale lo hicieron previamente en las temporadas de 1970 y 1971.

Pero el nivel de los Gasol es muy superior. Pau cuenta con dos campeonatos de la NBA de su etapa con los Lakers, mientras que Marc fue consagrado en 2013 como el mejor jugador defensivo de la liga.

Pau, sexto en la NBA con sus 11.3 rebotes por partido, no ocultó su entusiasmo por lo que está a ciernes junto a su hermano al calificarlo como "hito histórico" para el básquetbol español e internacional".

"Que dos hermanos estén el quinteto titular es algo único, histórico y posiblemente irrepetible", añadió al portal de Internet de la Federación Española de Baloncesto.

"Ojalá podamos estar los dos", indicó Marc. "Se trata de un premio externo. No es un objetivo personal, que cuando sucede es algo muy bonito. También que no es partido normal, es un poco local. Es más lo que significa que el partido en sí".

Evocando su experiencia previa en Orlando, Marc sonrió por el entramado de exhibición que tiene: "No tienes piernas para jugar tras tres días arriba y abajo (en actividades). No es un partido como para jugar normal... Si sacas el balón de fondo no rascas bola (no pasada nada)".

El contrato de Marc con los Grizzlies vence esta temporada y se perfila como el agente libre más cotizado.

Su aporte en puntos -- 19.4 por partido-- supera con creces el rendimiento de años anteriores, y es cinco puntos mayor a su promedio la campaña pasada. Su promedio de anotación a lo largo de siete temporadas es de 13.9.

Lo que pasa es que Gasol se preparó para la campaña como nunca, lo que se aprecia por la notable reducción de peso. Dave Joerger, el entrenador de los Grizzlies, quería que Gasol fuera más agresivo en la faceta ofensiva.

"Marc siempre tuvo esa capacidad y está muy bien que ahora ha podido mostrarla", comentó el base Mike Conley.

Ahora bien, Marc se ha tenido que acostumbrar a torear el martilleo sobre su futuro. ¿Seguirá con el equipo de la ciudad a la que se mudó siendo un adolescente junto a sus padres cuando Pau fichó con los Grizzlies en 2001? ¿Se irá a otra franquicia con el dinero para gastar, como es el caso de los Knicks?

"Soy consciente, ya que ustedes en la prensa me lo recuerdan todos los días", dijo Marc. "Pero la verdad es que julio queda muy lejos. Al terminar la temporada me plantearé todas las opciones, pero este es no es el momento".