Panel EEUU: No hay alternativa a la recolección de datos

Un comité de expertos científicos de Estados Unidos concluyó que no existe una alternativa tecnológica viable a la recolección masiva de datos por parte de la Agencia de Seguridad Nacional que permita a los analistas tener acceso a comunicaciones cuya importancia solo resulta clara años después.

Un informe de 85 páginas del Consejo Nacional de Investigaciones, realizado por encargo el año pasado después de las revelaciones del ex contratista Edward Snowden, no expresó una posición sobre los méritos de la recolección masiva de archivos telefónicos o de otro tipo, pero ante la pregunta de si había alternativas eficaces a la recolección masiva, su conclusión fue que no las había en casos, por ejemplo, de que la NSA quiera examinar viejas comunicaciones de nuevos sospechosos de terrorismo.

"Limitar la recolección masiva reducirá la eficacia de la inteligencia y la tecnología no puede hacer nada al respecto", dice el informe. "Si la ganancia para la intimidad vale más que la pérdida es un asunto de política que el comité no aborda".

El informe sugiere algunos métodos para mitigar el impacto de la recolección de información sobre la privacidad mediante la restricción del uso de la información, algo que la NSA dice aplicar.

"Aunque ningún software puede reemplazar totalmente la recolección masiva con la recolección discriminada de información, se puede desarrollar software para discriminar más eficazmente la recolección y uso de la información recolectada", dice el informe.

Recomienda el uso de controles automáticos para los datos recolectados con auditorías que se pueden dar a conocer al público.

El estudio fue realizado por una comisión de las Academias Nacionales que asesora al gobierno sobre asuntos científicos. Fue presidido por Robert Sproull, un ex ejecutivo de Oracle y especialista en informática en la Universidad de Massachusetts.