Filadelfia: Suspenden deportación de inmigrante hondureña

Una madre hondureña que vivió en una iglesia en Filadelfia durante dos meses para evitar ser deportada recibió un permiso temporal para permanecer en Estados Unidos.

Partidarios de la inmigrante Ángela Navarro dijeron el jueves que la orden de portación en su contra fue suspendida por dos años.

Las autoridades de inmigración emitieron la orden de deportación hace más de 10 años, cuando Navarro tenía 17 años. Ella había sido sorprendida cuando ingresaba ilegalmente a Estados Unidos.

Navarro está casada ahora con un ciudadano estadounidense y tiene dos hijos nacidos en el país.

Navarro buscó refugio en la iglesia West Kensington Ministry el 18 de noviembre y juró que no saldría hasta que la orden de deportación fuese suspendida. Las autoridades no ejecutan acciones legales en lugares de servicios religiosos.

El abogado de Navarro dijo que funcionarios de inmigración suspendieron la orden de deportación el martes.

Navarro planea salir de la iglesia el sábado.