Estudio: Economía mundial se desaceleraría a largo plazo

La economía mundial, agobiada por poblaciones que envejecen, se desacelerará notablemente durante los próximos 50 años a menos que los países hallen formas de incrementar la productividad.

Eso afirma un informe del Instituto Global McKinsey, el cual indica que, si no hay amplios incrementos en la producción por trabajador, el crecimiento global se desacelerará a alrededor del 2% anual durante el próximo medio siglo, a diferencia de un promedio de 3,6% en los últimos 50 años.

Eso sería aún más lento que el crecimiento mundial después de la Gran Recesión o durante la crisis energética de la década de 1974 a 1984. Varios países, incluidos Alemania, Japón y Rusia, ya están enfrentando fuerzas laborales que se contraen a medida que los trabajadores se jubilan.

McKinsey ve oportunidades para elevar la productividad al mejorar la eficiencia en la atención a la salud y en la fabricación de automóviles, así como al reducir el desperdicio en el procesamiento de alimentos, entre otras cosas.