Piden al príncipe Eduardo que se identifique

Posiblemente haya que darle el beneficio de la duda a los elementos de seguridad que protegen a la realeza británica por estar algo nerviosos últimamente.

Dos días después de que descubrió a un intruso merodeando por el Palacio de Buckingham, la policía se topó con el príncipe Andrés, el segundo hijo de la reina Isabel II, en el jardín de la residencia real y le pidió que se identificara.

La Policía Metropolitana de Londres dijo el domingo en un correo electrónico que le ofrecieron disculpas al príncipe, también conocido como el duque de York, quien respondió con un toque de humor.

"Estoy muy agradecido por su disculpa y espero pasear seguro en el jardín de ahora en adelante", dijo en un comunicado.

El vergonzoso episodio del miércoles ocurrió tras un incidente del lunes todavía peor, cuando un presunto intruso fue detenido tras haber escalado la valla que rodea el palacio.

El incidente con Andrés fue difundido primero por el tabloide británico Sunday Express. Aunque la policía londinense reconoció haber exigido al príncipe que se identificara, negó el relato periodístico de que Andrés "fue encañonado a punta de pistola".

En una declaración difundida el domingo, la policía dijo que no desenfundó arma alguna.