NRA demanda a municipios en Pennsylvania

Provistas de una nueva ley estatal, las organizaciones defensoras de los derechos de tenencia de armas están escalando su campaña contra las ordenanzas municipales sobre control de armas y la NRA ha iniciado demandas contra tres municipios.

Filadelfia, Pittsburgh y Lancaster han "desafiado abiertamente" una ley estatal vigente desde hace 40 años que prohíbe a las municipalidades regular las armas, dijo Chris Cox, director del Instituto de Acción Legislativa de la NRA.

El alcalde de Pittsburgh, Bill Peduto, dijo el miércoles que la ciudad "no se dejará arredrar" por la demanda de la NRA y alegó que las ordenanzas locales son un medio sensato para contrarrestar la violencia armada.

"Esto debería ser un llamado de alerta a los ciudadanos en Pennsylvania", dijo Peduto. "No le quitamos a nadie el derecho de poseer un arma, o 10 o 20 armas. Lo que decimos es que cuando uno pierde o le roban un arma, tiene que denunciarlo. Demasiada gente muere en las calles de Pittsburgh y otras ciudades por armas robadas".

Desde hace mucho, Pennsylvania prohíbe a sus municipios aprobar ordenanzas que regulan la propiedad, posesión, transferencia o transporte de armas o municiones. Pero decenas de ciudades y poblaciones menores desafiaron la prohibición, y las organizaciones defensoras de los derechos de tenencia de armas se quejaron de que era difícil demandar las medidas locales porque los demandantes no podían demostrar que los perjudicaban.

Bajo una ley aprobada la semana pasada, los dueños de armas ya no tienen que demostrar que una ordenanza los perjudica para ganar su caso. La nueva ley también permite a organizaciones como la NRA iniciar demandas.

Filadelfia, Pittsburgh y Lancaster han impugnado la nueva ley ante las cortes con el argumento de que los legisladores no aplicaron el proceso constitucional de aprobación de leyes.