Nicole Kidman muestra su lado tonto en "Paddington"

Nicole Kidman sabe que la mayoría de la gente no la considera una actriz de comedia.

En sus 31 años de trayectoria, sus papeles han ido de malhumorados a deliciosamente sádicos. Su resumé incluye algunas comedias, pero Kidman es la primera en admitir que no recibe muchas ofertas para ese tipo de trabajo.

Ha ganado un Oscar. Ha trabajado con Stanley Kubrick, Jane Campion y Lars Von Trier. ¿Cómo terminó entonces con un modesto papel de villana taxidermista en la cinta para niños "Paddington", cuyo director es relativamente desconocido?

La respuesta es simple: Se lo pidieron.

"El deseo de cubrir todo el espectro y ser diverso es algo que te enseñan en la escuela de actuación", dijo Kidman en una entrevista reciente. "Nos entrenan con Shakespeare y con Noël Coward y con clases de mímica, pero muchas veces no nos dan la oportunidad de explorar las cosas que hemos cultivado".

Para el director Paul King era pan comido. No pensó en la fantasía romántica de Kidman de 1996 "Practical Magic", sino en "To Die For" de Gus Van Sant, cuando supo que Kidman tenía que ser su Millicent.

En el filme, que se estrena el viernes, Millicent es una femme fatale ataviada en cuero y tacones altos que no se detendrá por nada hasta ver al emblemático osito parlante del Perú en un museo.

"Él lo escribió para mí. No estoy segura si es algo halagador o no", dijo Kidman riendo.

King, quien ha trabajado mayormente en la TV británica, supo que era un riesgo.

"Uno nunca debe escribir para un actor porque ellos simplemente te dirán que no. Pero sí la tuve a ella en mente", dijo.

Lo difícil fue convencer a todo el mundo de hacerle llegar el guion a Kidman.

Pese a las advertencias de que Kidman "nunca" iba a decir que sí, apenas oyó el nombre de "Paddington" la actriz saltó. Kidman leía los libros de Michael Bond cuando era niña en Australia y se sintió conmovida.

Al final, dijo King, fue la persona más fácil que contratar. Firmó en apenas 12 horas.

"Uno no suele ver el lado tonto de Nicole y ella es una persona tan graciosa y buena onda", dijo el director, quien realmente puso a prueba a la actriz. El primer día, colgaba de cables boca abajo, y el desafío fue aún mayor después.

"Espero que la respuesta sea buena. Es inteligente", dijo Kidman de la cinta, emocionada de contar cómo la comedia física del oso animado por computadora hace reír a sus hijas a carcajadas.

Visto juntamente con un segmento reciente en "The Tonight Show Starring Jimmy Fallon", donde Kidman reveló de modo encantador que el anfitrión había perdido la oportunidad en una cita con ella hacía años (el video en YouTube tiene más de 19 millones de vistas), da la impresión de que la actriz que una vez orinó sobre Zac Efron en una película está en una nueva faceta de su carrera.

El año pasado tampoco fue uno exactamente estelar para la ganadora del Oscar, con los regulares estrenos del thriller "Before I Go To Sleep" y el drama histórico "The Railway Man", y el misterioso no estreno de "Grace of Monaco" en Estados Unidos.

"Es triste", dijo Kidman del drama de Grace Kelly. "Le puse tanto esmero a eso. Me hubiera encantado que haya sido bien recibido".

Pero Kidman insiste: "No soy la actriz que toca decisiones estratégicas. Si ves mi carrera, es bastante aleatoria". Hasta el segmento con Fallon "no fue para nada planeado".

Aun así, toma las riendas cuando puede. Kidman y Reese Witherspoon adquirieron los derechos del libro "Big Little Lies", que se desarrolla como una serie limitada. También protagoniza y produce la adaptación de la estrafalaria novela "The Family Fang".

"Mi vida es una montaña rusa. Mi carrera es una montaña rusa. A alguna gente le tocan aguas tranquilas. A mí nunca", dijo Kidman.

____

Lindsey Bahr está en Twitter como http://twitter.com/ldbahr