Ban Ki-moon estudia problema de violencia en Honduras

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, llegó el miércoles a esta capital para conocer los avances en materia de seguridad de Honduras.

La oficina de prensa de la presidencia informó que Ban sostendrá al menos 12 reuniones en Tegucigalpa y tiene previsto participar en una sesión plenaria del Congreso, que lo condecorará. Se entrevistará, entre otras autoridades, con el Comisionado Nacional de Derechos Humanos, Roberto Herrera, y líderes sociales.

Ban se mostró complacido porque el gobierno hondureño está obteniendo éxito en reducir los índices de delincuencia.

"Estoy muy contento por notar que los índices de homicidios han disminuido (en Honduras) de 86 a 66% (en 2014)", dijo. "Esto es un 20% y felicito el fuerte liderazgo del presidente Hernández por salvar vidas humanas".

En una declaración en el Palacio Presidencial de Tegucigalpa, Ban dijo que habló con Hernández sobre "el esfuerzo para abordar el terrorismo y la violencia".

"Las Naciones Unidas apoyan los esfuerzos de prevenir la violencia y los delitos, y también promueve la integración y el fortalecimiento de las instituciones", sostuvo.

La ministra de Estrategia y Comunicaciones, Hilda Hernández, informó que en sus dos días de visita, el alto funcionario conocerá el Plan Alianza para la Prosperidad (PAP), puesto en marcha en noviembre pasado por las naciones del Triángulo Norte de Centroamérica -Guatemala, El Salvador y Honduras-- para contrarrestar la emigración regional hacia Estados Unidos y hacer frente al desempleo, la pobreza e inseguridad de los tres países.

"Es vital que el PAP sea respaldado por las Naciones Unidas en los aspectos financiero, técnico y político", añadió.

La representación de Naciones Unidas se instaló en esta capital en junio de 1971 y desde entonces ofrece asistencia humanitaria y técnica en agricultura, salud y educación, y respeto de los derechos humanos en apoyo de la democracia, entre otros aspectos.

El jueves el titular de la ONU se visitará el sitio arqueológico Ruinas de Copán, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y considerado la cuna de la civilización indígena maya.

Después se trasladará a El Salvador para asistir al 23er aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz que pusieron fin al conflicto de 12 años de ese país centroamericano.