EEUU: Jueces simpatizan con deportado por delito menor

La Corte Suprema de Estados Unidos ha sido receptiva en años recientes ante casos de inmigrantes que se oponen a ser deportados por delitos menores relacionados con drogas. El miércoles, los magistrados escucharon el caso menos grave que habían conocido en esta tenencia, el de un tunecino deportado tras declararse culpable de poseer artículos para consumir drogas en un tribunal de Kansas.

El artículo en cuestión era un calcetín en el que tenía cuatro píldoras del estimulante Adderall.

Los jueces parecían incrédulos de que el gobierno de Barack Obama deportara a Moones Mellouli por esa condena y que defendiera esa decisión en la Corte Suprema.

Mellouli llegó a Estados Unidos en 2004 con una visa de estudiante y se encontraba legalmente en el país cuando lo detuvieron por conducir bajo el efecto de alcohol y drogas. Cuando lo catearon en la cárcel, aparecieron las píldoras.

Se declaró culpable de poseer artículos para el consumo de drogas sin especificar el tipo ni la cantidad de droga que llevaba en el calcetín.

"Si es algo tan poco importante que el estado le permite declararse culpable de posesión de artículos, ¿por qué habría de servir de base para la deportación bajo la ley federal?", preguntó el presidente del alto tribunal, John Roberts, a la abogada del Departamento de Justicia, Rachel Kovner.

"Su señoría, no creemos que el Congreso tuviera esa posición sobre los crímenes con drogas", dijo Kovner.

Tuvo que responder una y otra vez a comentarios similares mientras intentaba valientemente defender la interpretación del gobierno de un artículo de la ley de inmigración que admite la deportación por delitos con drogas.

"Lo condenaron por poseer un calcetín y usted cree que eso tiene una relación más que tenue con estas leyes federales sobre drogas", dijo el juez Antonin Scalia a Kovner, ex secretaria legal suya.

"Sí lo creemos, porque no lo condenaron por un calcetín. Lo condenaron por usar un artículo inocente como herramienta para ocultar drogas y eso sucede con todas las condenas por artículos para consumo de drogas", dijo Kovner.

En 2013, la corte falló a favor de un jamaiquino que fue deportado por posesión de una pequeña cantidad de marihuana.

El fallo en el caso de Mellouli está previsto para fines de junio.