Nueva licitación para construir tren rápido en México

Las autoridades mexicanas abrieron nuevamente el miércoles la licitación del tren rápido de México a Querétaro, luego de que el gobierno suspendiera la concesión otorgada a un único oferente chino asociado con varias empresas mexicanas sobre las que caen sospechas de trato de favor.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes publicó las pre-bases para la construcción y un periodo de pruebas de cinco años. El fallo que decida qué empresa o consorcio realizará la obra se hará público el último día de julio.

La vía de 210 kilómetros de longitud, en la que el primer tren de alta velocidad de México y de América Latina podrá alcanzar velocidades de hasta 300 kilómetros por hora, será la primera etapa de un proyecto más amplio que conectará la capital de México con la región del Bajío en Guadalajara.

Se estima que la capacidad de transporte de pasajeros llegue hasta 27.000 personas al día. Según el gobierno, el tren disminuirá las emisiones contaminantes a la atmósfera por la reducción del tráfico por carretera, generará empleo y provocará una disminución del número de muertos en accidentes de tráfico.

El costo de la obra se estima en torno a los 3.700 millones de dólares.

La licitación del año pasado estuvo rodeada de polémica por las acusaciones de falta de transparencia y de supuesto favoritismo de naturaleza política denunciado por la oposición. Sólo se registró una oferta y el grupo que había ganado la concesión estaba encabezado por China Railway Construction Corp. Ltd. e integrado por otra empresa china, CSR Corporation Limited, y cuatro mexicanas, GIA, GHP, Prodemex y Teya.

Constructora Teya es filial del Grupo Higa. Otra empresa del Grupo Higa, Inmobiliaria del Centro, construyó y vendió a Angélica Rivera, la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, la casa de la familia, objeto de una intensa polémica el último mes debido a las anomalías en los mecanismos de pago acordados por la primera dama y la constructora.

La propiedad de más de 1.400 metros cuadrados tiene un valor aproximado de siete millones de dólares y está situada en la zona residencial más exclusiva de la Ciudad de México.

El secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, dijo hace unas semanas que Grupo Higa estaría "imposibilitado desde el punto de la opinión pública" para participar de nuevo en la licitación, aunque esta semana el gobierno aclaró que la empresa no ha sido sancionada ni inhabilitada por ninguna autoridad, por lo cual no existe ningún impedimento legal para que vuelva a postular.