Una comisión constitucional de 50 miembros encargada de enmendar la carta magna islamista del 2012 se reunió el domingo por primera vez para analizar los cambios clave en los artículos más polémicos.

La comisión, dominada por los partidos seculares y personalidades públicas liberales, se reunió para elegir su presidente y elaborar sus reglamentos. Dispone de dos meses antes de finalizar las enmiendas constitucionales propuestas por un grupo de 10 expertos.

Tras un referendo de la constitución, el país realizará elecciones presidenciales y parlamentarias a principios del próximo año dentro de una vía acelerada que permita la vuelta del sistema democrático.

La constitución del 2012 fue adoptada bajo el depuesto presidente Mohamed Morsi. Fue suspendida tras el derrocamiento del mandatario en un golpe de estado el 3 de julio luego de las manifestaciones de millones de personas que exigieron su renuncia.

La Hermandad Musulmana de Morsi no está representada en la comisión.