Pésimo informe sobre consumo golpea a Wall Street

Un pésimo informe sobre las ventas al menudeo en Estados Unidos e indicios de una desaceleración en el crecimiento global arrastraron a los mercados financieros y generaron un descenso en el rendimiento de los bonos luego de que los inversionistas buscaran seguridad.

Las acciones estadounidenses descendieron desde el comienzo de la sesión por un informe que indicó que los consumidores redujeron sus gastos el mes pasado y por un bache en los mercados europeos. En un momento dado, el promedio industrial Dow Jones perdió casi 350 puntos.

Los inversionistas se deshicieron de algunas materias primas cruciales ante el temor de que el crecimiento mundial se esté estancando, y luego recurrieron a los bonos de los gobiernos alemán, británico y estadounidense. El rendimiento en el bono del Tesoro a 30 años cayó a su nivel más bajo del que se tenga registro.

"Hace años que no veíamos una inestabilidad así", dijo John Canally, estratega de inversiones para LPL Financial. "La gente está más preocupada".

El Departamento de Comercio reportó que las ventas al por menor descendieron 0,9% en diciembre, su mayor declive desde enero del año pasado. La caída fue sorpresiva para muchos inversionistas, ya que mostró que los consumidores siguen siendo renuentes a gastar a pesar de un descenso en los precios de la gasolina y un incremento en las contrataciones.

"Había una percepción de que la economía estaba mejorando, pero eso ha sido puesto en tela de juicio", dijo Peter Tuz, un gerente de cartera en Chase Investment Counsel, que maneja 400 millones de dólares en activos. "Los ahorros por el descenso en los precios de la gasolina aún no se traducen en un mayor gasto de los consumidores".

Un informe del Banco Mundial publicado el martes por la tarde también influyó en los mercados. El banco disminuyó su pronóstico de crecimiento global este año de 3,4% a 3% debido a los problemas económicos en Europa y una desaceleración en China.

El precio del cobre, un metal utilizado en la construcción y la manufactura, perdió 14 centavos, el 5,2%, para ubicarse en 2,51 dólares la libra luego de la evaluación del Banco Mundial.

Los inversionistas que adquirieron bonos del Tesoro a 10 años hicieron que su rendimiento --de referencia para los préstamos en la adquisición de viviendas y entre las empresas-- descendiera a 1,85%, el más bajo desde mayo de 2013. El rendimiento en el bono a 30 años cayó por debajo de 2,4% por primera vez en su historia.

El índice Standard & Poor's 500 bajó 11,76 puntos, el 0,6%, a 2.011,27, y se encamina a su tercera semana con pérdidas.

Por su parte, el compuesto Nasdaq cayó 22,18 unidades, el 0,5%, a 4.639,32, mientras que el Dow descendió 186,59 puntos, el 1,1%, ubicándose en 17.427,09.

A pesar de un amplio incremento en las reservas estadounidenses, el precio del petróleo subió debido a un dólar más débil y a las expectativas de los corredores de que este energético ha descendido mucho últimamente. El crudo estadounidense de referencia subió 2,59 dólares hasta cerrar en 48,48 dólares el barril en Nueva York.

El crudo Brent, de referencia para petróleos internacionales y empleado en muchas refinerías de Estados Unidos, ganó 2,10 dólares y cerró en 48,69 en Londres.