Madre exige al Estado Islámico que deje a sus hijos en paz

La madre de un joven de 19 años de un suburbio de Chicago que enfrenta cargos por intentar unirse a extremistas del Estado Islámico acusó el martes al grupo de lavarle el cerebro a los jóvenes en las redes sociales para que se unan a sus filas y declaró: "¡Dejen en paz a nuestros hijos!"

La madre de Mohamed Hamzah Khan lloró suavemente mientras leía su comunicado en un vestíbulo de un juzgado federal en Chicago. Minutos antes, su hijo se presentó con uniforme anaranjado de prisión para declararse inocente de intentar proveer material de apoyo a un grupo terrorista extranjero.

Zarine Khan, flanqueada por su esposo, Shafi, dijo que su familia se sintió obligada a alzar la voz tras los "incalificables actos de horror" en París la semana pasada en los que murieron 17 personas. Uno de los pistoleros, de acuerdo a reportes, dijo estar vinculado al grupo del Estado Islámico, mientras que otros dos mencionaron a al-Qaida.

"El veneno vertido por estos grupos y la violencia cometida por ellos. están totalmente en contra de nuestra fe islámica", dijo la mujer de 41 años.

Se cree que cerca de una decena de estadounidenses combaten actualmente en Siria, mientras que 100 han sido arrestados rumbo a aquella nación o han ido y regresado, dijo James Comey, director del FBI, a fines del año pasado.

Mohamed Khan, quien vivía con sus padres en un vecindario de clase media en Bolingbrook, fue arrestado en octubre mientras buscaba abordar un vuelo internacional en Chicago en la primera etapa de un plan para introducirse a Siria y unirse a los extremistas del Estado Islámico, alegan documentos de la corte.

Semanas antes, los fiscales revelaron que la hermana de 17 años de Khan y su hermano de 16 estaban inmiscuidos en el plan y habían sido detenidos en el aeropuerto junto a éste. De acuerdo con documentos de la corte, la chica manejaba la cuenta de Twitter @DeathIsTheeNear para enviar un tuit favorable acerca de un video de decapitaciones, colocando una carita sonriente en el texto. Los hermanos menores no han sido acusados.

Los investigadores encontraron más tarde una carta de tres páginas en la alcoba de Khan en la que se disculpaba con sus padres de irse tan abruptamente. Pero Khan, quien estudió en la Universidad Benedictina católica en Illinois durante un año, agregó que sentía la obligación de ir por su disgusto con la sociedad occidental y el enojo por los bombardeos a los combatientes del Estado Islámico respaldados por Estados Unidos, alegaron documentos de la corte.

"Esta nación está abiertamente en contra del islam y los musulmanes", escribió.

Propagandistas adeptos se las ingeniaron para atraer a Mohamed Khan con el fin de hacerlo creer falsamente que habían establecido un gobierno islámico legítimo en partes de Siria e Irak, dijo a la prensa el martes el abogado de Khan, Thomas Durkin.

"Es un chico muy devoto, comprometido y reflexivo que le creyó a una publicidad muy astuta", comentó Durkin. Ha dicho que no hay evidencia de que Khan haya aspirado a otra cosa que no fuera a vivir en territorio controlado por el Estado Islámico.

Otro joven de los suburbios de Chicago, Abdella Tounisi, entonces de 18 años, se declaró inocente en 2014 de buscar proveer material de apoyo a un grupo terrorista extranjero, en su caso Jabhat al Nusra en Siria, filial de al-Qaida. Supuestamente también buscó información en línea de cómo unirse a dicho grupo.