Nicaragua: fondos de Taiwán para estadio usados en viviendas

Una donación de 30 millones de dólares que el gobierno de Taiwán hizo al de Nicaragua para un nuevo estadio de béisbol fue utilizada para construir viviendas para los damnificados por los terremotos de abril del año pasado, informó el presidente Daniel Ortega.

"Cuando se dio el desborde de refugiados por los terremotos, y luego las inundaciones, hablé con la embajadora de Taiwán Ingrid (Hsing), en ese momento, y le dije que le comunicara al presidente de Taiwán que esos 30 millones nos los colocara para poder atender la construcción de viviendas", dijo Ortega en un acto oficial.

Taiwán había donado a mediados de 2013 los fondos para la construcción del nuevo estadio de béisbol en Managua con capacidad para 15.000 personas. En la capital existe un estadio construido en 1948 pero se ha recomendado su clausura debido al riesgo de que sucumba ante un fuerte sismo.

El nuevo estadio iba a estar listo en 2016, pero los procesos de licitación con empresas taiwanesas fueron declarados desiertos. Ortega explicó que la donación incluía la condición de que la licitación sólo debía incluir a empresas constructoras taiwanesas.

"Había buena voluntad, agradecemos el gesto de Taiwán, pero no podíamos avanzar porque las grandes empresas de Taiwán no tenían interés en meterse a construir aquí", explicó el gobernante.

The Associated Press intentó comunicarse con la oficina de la Secretaría de Comunicación y Ministerio de Deportes para conocer los detalles de la licitación, pero no obtuvo respuesta.

El ex contralor de Nicaragua Agustín Jarquín señaló que Ortega admitió que actuó al margen de la ley. "La confesión del comandante Ortega lo hace incluso del delito de malversación, pues no se ha aprobado tal cambio por la Asamblea Nacional, que es la única competente para autorizar estas modificaciones", aseguró.

El parlamento modificó el Presupuesto General para atender las necesidades causadas por las emergencias ocurridas en 2014, destinando para ellos 12 millones de dólares.

La embajada de Taiwán en Managua no hizo comentarios sobre el asunto.

"Por supuesto la embajada de Taiwán, para no malograr la relación diplomática con Nicaragua, mantendrá silencio sobre este nuevo escándalo", denunció Jarquín, quien además fue diputado en alianza con el gobernante Frente Sandinista hasta que se lo destituyó del cargo por entrar en diferencias con esa organización política.

El presidente Ortega prometió que se construirá el estadio con fondos propios del gobierno, sin especificar de qué partida presupuestaria los obtendrá.

"Nosotros, como pueblo, como Estado nicaragüense, asumimos la construcción del estadio ¿Con qué recursos? Bueno, Dios sabrá multiplicar los panes, como los multiplicó Cristo, pero va haber estadio", dijo.

El gobierno municipal de Managua estará a cargo de la licitación, que dará prioridad a las empresas nacionales.

Los trabajos de preparación del terreno comenzaron este martes y se estima que la licitación tarde un periodo de tres meses y la obra esté lista para su inauguración en el año 2017.