El Salvador presenta plan quinquenal de desarrollo

El presidente Salvador Sánchez Cerén presentó el martes un plan quinquenal de desarrollo con el que buscará que El Salvador supere históricos problemas sociales, como la falta de crecimiento económico y la inseguridad.

"Con la puesta en marcha de este plan estamos reafirmando el camino a seguir en la profundización de los cambios, en la construcción del país que todos los salvadoreños queremos: un país más productivo, educado y seguro", dijo el mandatario en la presentación del programa.

Sánchez Cerén, que gobernará hasta 2019, afirmó que el plan que busca implementar cambios en un plazo de 20 años traza el camino hacia el "buen vivir" de la población salvadoreña y concibe el desarrollo como un proceso integral que incorpora las dimensiones cultural, social, política, económica y ambiental.

Señaló que el plan buscará crear "empleo con crecimiento sostenido, educación con inclusión y equidad social y seguridad ciudadana", las que definió como las grandes prioridades de la población.

Uno de los objetivos del plan es asegurar acceso a coberturas universales de salud y desarrollar una sociedad sustentable que supere los efectos del cambio climático.

Al abordar el tema de la inseguridad, el mandatario dijo que se han planteado el fortalecimiento de la atención integral y preventiva en los territorios con alta concentración de violencia y delincuencia, así como el combate directo al crimen.

"La seguridad es una meta que se alcanza a través de la actuación conjunta de toda la sociedad contra la violencia" y por eso la relevancia del Consejo de Seguridad Ciudadana, un organismo integrado por representantes de empresas privadas, iglesias, municipalidades y partidos políticos que cuenta con el apoyo de organismos de Naciones Unidas, la OEA y la Unión Europea.

El presidente de la derechista Alianza Republicana Nacionalista Jorge Velado, que asistió el acto en casa presidencial, criticó el plan.

"Las primeras impresiones que tenemos aquí es que en el tema de seguridad se está tocando demasiado suave: hay dos metas, disminuir la tasa de victimización en 10% al final del periodo y si ahora tenemos 14 asesinatos diarios la meta es muy baja, es llegar a 12,6 asesinatos al día", manifestó a periodistas.