Reducen pago a mujer despedida por fertilización in vitro

Un juez federal redujo en más de dos terceras partes la compensación por daños otorgada a una profesora de Indiana que fue despedida por una diócesis católica por intentar quedar embarazada con fertilización in vitro.

La decisión del lunes anunciada por el juez federal Robert L. Miller Jr. redujo a menos de 544.000 dólares los 1,9 millones que Emily Herx iba a recibir por su demanda de derechos civiles.

En diciembre, un jurado investigador en Fort Wayne determinó que las autoridades de la diócesis discriminaron a Herx, quien era maestra en una escuela de la diócesis, cuando le negaron la renovación de su contrato en 2011 porque se había sometido al tratamiento in vitro con la idea de tener un segundo hijo.

La diócesis indicó que la Iglesia católica enseña que la fertilización in vitro es un pecado grave y nunca se justifica. Este tratamiento implica fertilizar óvulos con esperma en un plato de laboratorio e implantar el embrión resultante en la matriz.

Los abogados de Herx argumentaron que maestros varones no fueron despedidos por violar las enseñanzas morales eclesiásticas cuando fueron expulsados de un club de desnudistas por toquetear a una empleada.

Después de un juicio de cuatro días en diciembre, un jurado le otorgó a Herx 1,75 millones de dólares en daños compensatorios por el dolor y sufrimiento padecidos, 125.000 dólares para atención médica, 75.000 por salarios y prestaciones perdidos y un dólar por daños punitivos, reportó The Journal Gazette.

Pero en su fallo del lunes, el juez Miller Jr. tomó en cuenta los argumentos de los abogados de la diócesis de que la compensación por los conceptos mencionados debía ser menor.