Papa llama a unidad en Sri Lanka con misa, visita a tamiles

El papa Francisco presionó el miércoles en su llamado a la unidad y la reconciliación en Sri Lanka con una misa en Colombo para canonizar al primer santo del país y con una visita al norte, devastado por la guerra, para rezar en un santuario venerado tanto por fieles cingaleses como tamiles.

Decenas de miles de personas que agitaban banderas del Vaticano llenaron el paseo marítimo de Colombo, el Galle Face Green, para la misa, con muchos de ellos haciendo noche en el lugar para asegurarse un buen lugar. Francisco llegó mucho antes del inicio del oficio religioso para saludar a la multitud, bajando del papamóvil para besar a los enfermos y discapacitados.

"Mi hijo no puede entender lo que está pasando, pero voy a tomar fotografías y cuando crezca le mostraré que asistió a esta Santa Misa", dijo Pradeep Niroshan, un agente de seguros de 31 años que llevaba a su hijo de 2 al oficio. "Va a ser memorable para él, ya que el próximo papa podría venir a Sri Lanka igual dentro de 20 años".

De hecho, esta semana se cumplen 20 años desde que San Juan Pablo II beatificó al reverendo Joseph Vaz, un misionero indio del siglo XVII que revivió la fe en Sri Lanka durante un tiempo de persecución a los católicos por parte de colonos holandeses, que eran protestantes calvinistas.

Las campanas sonaron y la multitud estalló en aplausos cuando Francisco santificó a Vaz al inicio de la misa. La iglesia considera que al misionero un gran modelo para los fieles de hoy, ejerciendo el ministerio de la fe entre los dos grupos étnicos de Sri Lanka y poniéndose a sí mismo en gran riesgo para difundir la fe.

Tras la misa, Francisco fue a voló en helicóptero a la ciudad norteña de Madhu para rezar en el santuario de Nuestra Señora de Madhu. Esta es la primera visita de un pontífice al territorio tamil del norte del país, devastado por 25 años de guerra civil. Se espera que el papa llame de nuevo a la reconciliación entre cingaleses y tamiles, y personas de diferentes religiones para superar las heridas de la guerra.

Los católicos representan poco más del 6% de los 21 millones de habitantes del país. Son, con mucho, el grupo cristiano más grande del país; los otros suponen sólo el 1,3% de la población, que es en su mayoría budista.

___

La reportera de la AP Nicole Winfield está en Twitter: en @nwinfield