Córdoba gana en casa del Rayo y sale de zona de descenso

En un partido peleado el recién ascendido Córdoba se impuso1-0 al Rayo Vallecano el lunes y puso tierra de por medio con la zona del descenso en la liga española, de paso, se acercó a un rival por la permanencia en la tabla de posiciones.

Un gol en contra de Abdoulaye Ba a los 39 minutos decantó la balanza del lado del conjunto cordobés, que hilvanó su segundo triunfo seguido en la competición y tercero en las 18 fechas disputadas para alcanzar el 15to lugar de la clasificación con 17 puntos.

"Es una victoria muy importante que debe ayudarnos a seguir subiendo con esta línea de juego", declaró Bebé, debutante en el equipo vencedor.

El Rayo, por su parte, cuenta 20 unidades tras encajar dos derrotas seguidas en su estadio y marcha 11avo.

El Real Madrid, que el sábado derrotó por 3-0 al Espanyol, lidera la tabla con 42 puntos, uno de ventaja sobre el Barcelona, que venció el domingo por 3-1 al Atlético de Madrid, a su vez tercero con 38 unidades. Los blancos, además, tienen un partido pendiente contra el Sevilla correspondiente a la 16ta fecha y programado para el 4 de febrero.

El partido en Vallecas se jugó al ritmo predilecto del Rayo: alto y alocado. Pero al cuadro local le penalizó la mala fortuna en la primera mitad, pues el árbitro anuló erróneamente un gol a Alberto Bueno por fuera de juego, y luego Abdoulaye marcó tanto en contra al querer interceptar un centro envenenado de Florin Andone desde la izquierda.

Había gozado antes de una buena ocasión de gol el Córdoba mediante doble remate de Bebé, que primero repelió Toño Rodríguez y luego desvió la defensa. También pudo marcar el Rayo en un par de latigazos del activo Gael Kakuta, pero el arquero Carlos Martín resolvió con solvencia.

Sin perder la fe el Rayo se arropó en torno a Jozabed Sánchez en la segunda mitad y solo el travesaño impidió que Joaquín Marín "Quini" lograra el empate tras un servicio del volante. Replegado, el Córdoba fio su suerte al acierto de sus centrales y la posibilidad de un contragolpe definitivo que no se materializó.

El mexicano Javier Aquino, ingresado de suplente en el tramo final, colaboró en la apertura de espacios para el equipo local y Manucho, quien también arrancó en la banca, rozó la igualada con un disparo cruzado.

La última para el Rayo la gestó Aquino con un buen centro y la pifió Bueno con un mal cabezazo que vino que evidenciar la desafortunada noche del conjunto madrileño.

"Es increíble que no hayamos conseguido por lo menos un punto. Tuvimos muchas opciones y ellos aprovecharon un error nuestro. Era un partido muy importante para nosotros y en casa nos está costando", analizó el rayista Roberto Trashorras.