Zimmerman niega haber lanzado botella a ex novia

George Zimmerman se enfureció y le lanzó una botella de vino a su exnovia cuando ésta trató de romper su relación, de acuerdo con un reporte policial dado a conocer el lunes.

Zimmerman negó haber lanzado la botella y disputó la acusación de la mujer de que él destruyó su teléfono celular la semana pasada, de acuerdo con el reporte, que detalla su más reciente encontronazo con la ley desde que fue absuelto de asesinar a Trayvon Martin en el 2013. La muerte a tiros del adolescente negro desarmado desató protestas en todo el país; Zimmerman era un vigilante vecinal.

Sobre el incidente de la semana pasada, Zimmerman declaró que simplemente estaba tratando de impedir que la mujer entrase a su casa.

El ex vigilante vecinal fue arrestado el viernes en Lake Mary, Florida, y acusado de agresión agravada. Quedó en libertad bajo una fianza de 5.000 dólares.

Zimmerman no respondió a un mensaje de la The Associated Press en lunes en busca de comentario.

Policías reportaron ruido de cristales romperse en la casa cuando estaban patrullando la zona, y en seguida vieron a la exnovia salir en su coche. Los policías la pararon unas pocas cuadras más adelante porque no había encendido las luces del auto.

La mujer explicó que Zimmerman se enfureció cuando ella le dijo que ya no quería seguir su relación, y que también discutieron sobre una pintura que Zimmerman quería que le devolviese. El hombre entonces le lanzó la botella, que no la golpeó, dijo.

Los detectives dijeron que la mujer estaba "extremamente emocional, llorando, furiosa y alterada" y señalaron que se mostró renuente a cooperar cuando se dio cuenta de que podría haber una investigación. Ella se refirió a su ex novio como "ese sicópata, George Zimmerman" y dijo varias veces que debería haber sabido que no era buena idea involucrarse con él.

Zimmerman fue arrestado en su casa el viernes, cuatro días después de la confrontación. Los detectives dijeron en el reporte que se negó a abrir la puerta por más de dos horas, pese a que ellos estaban tocando. Dijeron que podían escuchar la televisión y un perro ladrando.

El hombre finalmente salió a la puerta una vez que los policías le permitieron mantenerse en contacto con su abogado por teléfono mientras era interrogado, dice el reporte.

Desde su absolución por la muerte de Martin, Zimmerman ha tenido varios problemas con la ley, incluyendo un incidente en el que su novia le acusó de apuntarle con una pistola, aunque ella más tarde se retractó.