Kerry visita Pakistán para apuntalar lucha antiterrorista

El secretario de Estado estadounidense llegó el lunes a Pakistán para presionar a los líderes del país a intensificar la lucha contra los extremistas y eliminar refugios seguros para los grupos terroristas a lo largo de la frontera con Afganistán.

John Kerry fue recibido por el de ministro de asuntos exteriores Sartaj Aziz y partió directamente a una reunión con el primer ministro Nawaz Sharif.

Kerry está buscando un trabajo más sólido contra los grupos extremistas en Pakistán, sobre todo después de un ataque devastador de los talibanes contra una escuela de Peshawar el mes pasado, que mató a 150 personas, la mayoría de ellos niños.

Islamabad ha impulsado las operaciones contra los extremistas violentos en los últimos meses, sobre todo tras el ataque de Peshawar, que conmocionó a la nación, pero los funcionarios estadounidenses que viajan con Kerry dijeron que Washington quiere asegurarse de que hay un "esfuerzo real y constante" para limitar las capacidades de los talibanes paquistaníes y afganos --la Red Haqqani y Lashkar e Tayyiba-- que plantean amenazas directas a los gobiernos de Afganistán, Pakistán e India, así como a los intereses estadounidenses.

Aziz dio a entender que Kerry podría ir el martes a Peshawar para presentar sus condolencias a las víctimas, diciendo que sería un buen gesto, pero el Departamento de Estado se negó a revelar los planes de Kerry.

Un hecho que subraya la importancia del tema de la seguridad en el viaje de Kerry, es que el secretario es acompañado por el general Lloyd Austin, jefe del Comando Central de Estados Unidos, el cual supervisa las operaciones militares estadounidenses en Oriente Medio y el sur de Asia.

La gente de Pakistán ha estado nerviosa desde el ataque del 16 de diciembre contra la escuela de Peshawar, que fue reivindicado por los talibanes paquistaníes como represalia por una operación del ejército lanzada en junio a la zona tribal de Waziristán del Norte.

En respuesta, Pakistán ha reforzado sus operaciones en las áreas tribales, restituyó la pena de muerte para los terroristas y juzgará en tribunales militares a aquellos civiles sospechosos de terrorismo.