Egipto absuelve a 26 hombres un juicio tras redada a gays

Un tribunal egipcio absolvió el lunes a 26 hombres que fueron arrestados el mes pasado en una redada policial televisada en busca de gays en un baño público de El Cairo, una decisión que desató júbilo y vítores ensordecedores dentro de la sala. Algunos de los acusados se descubrieron los rostros y gritaron de júbilo.

El juicio, que provocó un gran revuelo entre activistas y grupos de derechos humanos, captó la atención del público después que una cadena de televisión progubernamental transmitió escenas de hombres semidesnudos mientras eran sacados de los baños públicos por la policía.

Las relaciones entre las personas del mismo sexo no están prohibidas explícitamente en la legislación egipcia, pero la homosexualidad es un tabú social en este país conservador, de mayoría musulmana. El matrimonio homosexual es algo inaudito. Sólo en años recientes las películas han incluido a personajes gays.

Los hombres en la redada enfrentaban varios cargos, entre ellos libertinaje y comisión de actos indecentes en público. El veredicto del lunes se conoció después de apenas tres audiencias, durante las cuales las familias de los detenidos pelearon con los periodistas cuando intentaban fotografiar a sus familiares en el banquillo.

La sala estalló en frenesí después que el juez pronunció la palabra "absolución" y que las mujeres gritaron. Scott Long, un investigador estadounidense que siguió el caso, dijo que estaba "sorprendido y encantado".

"Espero que esto sea una señal de que estas redadas llegarán a su fin", dijo Long a The Associated Press en medio de los aplausos. "Por fin hubo un juez que se apegó a la evidencia".

Los activistas de derechos humanos dicen que para la comunidad homosexual de Egipto, 2014 fue el peor año en una década, pues hubo al menos 150 hombres detenidos o enjuiciados.

No hay leyes que criminalicen la homosexualidad en Egipto, pero una ley de varias décadas que penaliza la prostitución es utilizada a menudo contra la comunidad gay. Cinco de los acusados en el juicio del lunes --el propietario de los baños públicos y cuatro de sus empleados-- fueron juzgados por facilitar libertinaje a cambio de dinero.