Alemania insta a Turquía a evitar viajes de extremistas

El jefe de inteligencia de Alemania instó a Turquía a tomar medidas para evitar que los extremistas crucen a Siria para unirse al grupo Estado Islámico y a otras organizaciones terroristas.

Las autoridades sostienen que al menos 550 personas procedentes de Alemania han viajado a Siria e Irak para unirse a grupos extremistas, junto con varios más de otros países europeos. Hans-Georg Maassen, jefe de la agencia de inteligencia alemana, señaló que Turquía es un "país clave " porque más del 90% de los radicales llegan a su destino luego de cruzar sus fronteras.

Maassen dijo el lunes a la televisión ARD que aunque los esfuerzos para detener a los extremistas que cruzan a Siria son un éxito parcial, el número que lo ha logrado sigue siendo demasiado alto, "por lo que es más que necesario que los turcos tomen nuevas medidas".

Turquía dijo que la compañera de uno de los atacantes de la semana pasada en Francia llegó a Turquía el 2 de enero y pasó a Sitia el jueves, un día después de la masacre en el semanario satírico Charlie Hebdo.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, quien se reunió el lunes con la canciller Angela Merkel en Berlín, rechazó cualquier insinuación de que Turquía hace demasiado poco contra el terrorismo.

Dijo que muchos extranjeros viajan a Turquía, un destino turístico concurrido, y que "evaluamos cada denuncia que recibimos y nuestros servicios de inteligencia colaboran".

Turquía ha negado la entrada a 7.000 personas y enviado entre 1.500 y 2.000 de regreso a sus países de origen, incluso a Francia y Alemania.