Los convertibles parecen estar repuntando

Los estadounidenses están listos para guardar el techo de su auto y disfrutar la sensación del viento a través de su cabello.

Ese es el sentir entre las compañías automotrices, las cuales están presentando nuevos modelos convertibles en momentos en que muchos consumidores están teniendo más confianza en la economía y cuentan con más dinero para gastar en artículos caros gracias a jugosas ganancias en el mercado de valores.

En una presentación más adelante esta semana dentro del Auto Show de Detroit, Buick, Alfa Romeo y BMW planean mostrar orgullosamente deslumbrantes modelos descapotables para sacar provecho de la confianza recién obtenida. Y analistas de la industria esperan más por venir.

IHS Automotive, una compañía consultora del sector, pronostica que habrá 60 modelos convertibles diferentes en Estados Unidos para 2020, quince más que el año pasado y la mayor cantidad desde al menos el 2000.

"Nuevos modelos impulsan las ventas", dijo Stephanie Brinley, analista de IHS, cuya empresa espera que la venta de convertibles aumente en un 63%, de 152.400 del año pasado a 248.000 en 2020.

Después de la recesión, la venta de convertibles decreció. Los fabricantes de automóviles, percatándose que no era socialmente aceptable ostentar riqueza cuando otros estaban padeciendo, presentaron pocos modelos descapotables nuevos tras la recesión. Había 48 hace seis años, ahora existen 45. Al recortarse los presupuestos para desarrollo de vehículos durante la recesión, los convertibles fueron los primeros en registrar el golpe, dijo Brinley.

Pero ahora, con el desempleo en descenso y un repunte en el mercado bursátil y la venta de autos de lujo, las empresas automotrices están buscando nichos como el de los convertibles para incrementar sus ventas en un mercado competitivo. IHS calcula que la venta de vehículos descapotables creció casi 9% el año pasado.

"El temor al consumo suntuario está muerto", comentó Michelle Krebs, analista de AutoTrader.com. "Todos están regresando al desempeño y la modalidad sexy y llamativa. Los convertibles forman parte de eso".

El precio de este tipo de automóviles oscila entre unos 20.000 dólares para los más económicos a unos 850.000 por un Porsche 918 Spyder.

Ciertamente, hay más dinero disponible para tal frivolidad. El patrimonio familiar en Estados Unidos se recuperó a 81.300 millones de dólares al final de septiembre, la cifra gubernamental más reciente disponible.

A principios de 2009 se desplomó a 54.900 millones al caer el mercado de valores y el valor de las viviendas. Pero el mercado ha crecido espectacularmente desde que la recesión terminó, y el índice Standard & Poor's 500 ha crecido más del doble. Además, un índice muy conocido sobre la confianza del consumidor muestra la posición más alta con respecto a la economía en los últimos siete años.